San Alberto Magno – Dominico



San Alberto Magno, nació en la ciudad de Lauingen, en el año de 1193; su muerte sucedió en Colonia, en el año de 1280.

Estamos hablando de un sacerdote de la iglesia católica, el cual se convirtió también en una de las figuras más representativas dentro de la química, en líneas generales, también era un polímata de la ciencia medieval, algo que lo hacía destacar mucho en su vida, era que se mantuvo siempre humilde a pesar de las circunstancias que vivió.

Llevo a cabo estudios en Padua, aquí tuvo como uno de sus ejemplos a Domingo de Guzmán, quien le permitió que se profundizara dentro de la filosofía aristotélica, luego se convirtió en doctor en la ciudad de Paris, esto sucedió en el año de 1245. Daba enseñanzas en algunas universidades, pero se debe de tener en cuenta que en esos tiempos no había muchas en todo el continente europeo. Llevo a cabo su trabajo en algunos conventos que están ubicados en el país de Alemania.

Mientras se encontraba en la universidad de Paris, tuvo la oportunidad de hacer traducciones y comentarios de textos antiguos, especialmente de los que había dejado Aristóteles. Hizo varios comentarios y también llevo a cabo experimentos, sin embargo, el mismo no visualizaba esto de la misma forma que se vio en el futuro por personas como Galileo Galilei, para Alberto Magno solo eran observaciones, clasificaciones y descripciones.

Gracias a su trabajo del tipo enciclopédico, se tuvo bases importantes para lo que hizo Santo Tomas de Aquino, el cual se consideraba su discípulo. Hizo trabajos relacionados con alquimia y botánica, destaco en geografía y hasta astronomía, nos brindó argumentos muy fuertes sobre la forma de la tierra.

Lo que San Alberto Magno logró con la iglesia

Fue aproximadamente en el año de 1260, cuando tuvo la oportunidad de ordenarse como Obispo, este pertenecía a la sede de Ratisbona, pero pasado un tiempo iba a tomar la decisión de dejar el cargo, ya que corrigió algunos errores que encontró en la diócesis. En el año de 1263, fue el mismo papa Urbano IV quien permitió que renunciara y le dejo la opción de recuperar su vida y dar enseñanzas en Colonia.

Fueron muchas las obras que logro llevar a cabo. Se le beatifico en el año de 1622, sin embargo, su canonización pasó mucho tiempo en espera, incluso hubo dos ocasiones en las cuales fue denegada en los años de 1872 y también en 1927. Alberto Magno fue proclamado doctor de la iglesia católica en el año de 1931, esto era equivalente a ser canonizado en aquel tiempo.

A San Alberto se le conoce como el patrono de los que estudian ciencias químicas, y ciencias naturales.

Oración a San Alberto Magno

San Alberto magno es un hombre de Dios, que tuvo el valor de combinar las ciencias con lo espiritual, dejándonos una enseñanza muy valiosa que se mantiene viva hasta el día de hoy: mostrándonos que es posible conocer más a Dios por medio del avance que tenga la ciencia.

Señor, tú que has hecho insigne
al obispo san Alberto Magno,
porque supo conciliar de modo admirable
la ciencia divina con la sabiduría humana,
concédenos a nosotros aceptar de tal forma
su magisterio que, por medio del progreso
de las ciencias, lleguemos a conocerte
y a amarte mejor.
Por nuestro Señor Jesucristo.
Amen.

Otros doctores de la Iglesia:

San Alfonso Ligorio
San Anselmo
San Basilio Magno
San Bernardo de Claraval
Santa Catalina de Siena
San Cirilo de Jerusalén
San Francisco de Sales
San Gregorio Nacianceno
San Isidoro de Sevilla
San Juán Crisóstomo
San Juán de la Cruz
San Lorenzo de Brindis
San Pedro Crisólogo
San Roberto Belarmino
Santa Teresa de Lisieux
San Antonio de Padua
San Alberto Magno – Dominico
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese