Vida y Obra de San Patricio

Tanto el plazo como el lugar de origen de Patricio son dificultosos de fijar. Según sus oportunos escritos surgió en un pequeño pueblo contiguo al vicus de Bannavem Taberniae y, si bien era visiblemente un britano del norte, la colocación puntual del lugar ha sido muy combatida.  Seguramente se alterne de una de las chicas urbes colindantes al Muro de Adriano.

Patricio era hijo de Calpurnius, un clérigo cristiano que asimismo era decurión, lo que quizá figuraba en la época que exhibía cierta clase de agudo deber civil, conjuntamente de ostentar haciendas y disponer de ayuda. Su abuelo, Potitus, igualmente era devoto y es mostrado como sacerdote.

Cuando Patricio era aún un muchacho, a la edad acercada de 16 años, fue hecho cautivo durante una campeada de piratas «escotos», que además figuró la destrucción de la casa de la casta, siendo trasladado a Irlanda y encadenado.​ En sus cartas sólo alude un nombre de lugar que consienta ceñir la zona donde estuvo en Irlanda: silva Flocuti, es decir, el ‘bosque de Flocut’, ubicado próximo del «mar occidental».

En cualquiera de los casos vivió cautivo seis años, lapso en el que dispuso de un experto y muy eventualmente se instruyó a hablar irlandés, hasta que, como su relato comenta, un sueño le avisó que su independencia estaba colindante y un barco le estaba resguardando, por lo que resolvió escapar y marchó unas doscientas millas (unos trescientos km.). Esto emplazaría su puesto en la costa sur de Irlanda, algo más vinculado con sus instrucciones que un viaje hacia el oeste, es decir, en algún fondeadero empleado entre Bantry y Wexford, donde naturalmente halló un barco, cuyo oficial y dotación eran idólatras, quienes le aceptaron, y, tras tres días de cabotaje, alcanzó a su destino.

Importancia en la Iglesia
Oración a San Patricio

Patricio se terminó bautizando en orador del Evangelio en Irlanda, isla que en esos lapsos se hallaba dividida en nutridos clanes sumisos a la poderosa autoridad de los druidas. Se acomodó muy bien a las circunstancias sociales del lugar, constituyendo un clero local y varias comunidades cristianas, respetando las tradiciones y costumbres propias de sus habitantes. Se le echa de ver como el Apóstol de Irlanda, donde sucumbió hacia el año 461 de ancianidad.

¿De quién es patrono?

San Patricio fue un apóstol cristiano y es acreditado como el beato patrón de Irlanda, junto a santa Brígida y san Columba. Fue un evangelista y fiel de Britania, proverbialmente respetado como el organizador de la religión cristiana en la isla.

Oración a San Patricio

Me rodeo hoy día y ligo a mí una fuerza eficaz,

la súplica a la Trinidad,

la confianza en las Tres Personas,

 la confidencia de la Unidad del Autor del Universo.

Me cerco hoy día

y enlazo a mí la pujanza del Cristo con su Cristianismo,

la potencia de su Tormento,

la fibra de su Rehabilitación y Elevación,

la influencia de su regreso del dia del Juicio.

Me alzo hoy por la fuerza de Dios que me aconseja,

por el poder de Dios que me soporta,

 por la comprensión de Dios que me lleva,

por el sentido de Dios que echar un vistazo delante de mí,

Me incluyo hoy día

y encadeno a mí el poder del Cielo,

 la luminaria del sol,

 el resplandor de la luna,

la refulgencia del fuego,

 la prontitud del rayo,

 la premura del viento,

la hondura del mar,

la solidez de la tierra,

 la dureza de la roca.

Nos ceñimos hoy día en una fuerza vigorosa,

la gran petición de la Trinidad,

 la amplia e inmensa fe en las Tres Personas,

 la revelación del equipo del Compositor del Universo.

Amen.