la magnifica

La Magnifica o Magnificat ¡Conoce La Oración Original!


La magnifica o magnificat en latín, es una oración católica y a la vez un canto. En primer lugar, su origen proviene del evangelio de San Lucas (Lucas 1:26-55).

Esta oración la magnifica, se dedica a reproducir lo que según el evangelista, fueron las palabras que María, madre de Jesús, dirigió Dios durante la visita que hizo a su prima Isabel. Lo importante es que llevaba en su seno a Juan El Bautista.

la magnifica

¿Cuál es el origen de esta oración a la virgen?

El nombre magnifica, como oración, tiene su origen en la frase del latín, que dice: Magnificat anima mea Dominum. Según la biblia, porque se produjo un encuentro entre Isabel y María. Fue en una población cercana a Jerusalén, cerca de la montaña de Judea.

Como resultado, la magnifica es parte del canto evangélico utilizado durante el rezo propio de las vísperas (dentro de la famosa Liturgia de las horas). Por ello, hoy en día esta oración es uno de los pasajes bíblicos relacionados con María más famosos. Es reconocido por el cristianismo como la realidad que vivió.

A continuación, la oración magnificat para dedicar a la Virgen y realizar nuestras plegarias:

¿Cuál es la oración de la magnifica?

Glorifica mi alma al Señor,
y mi espíritu se llena de gozo,
al contemplar la bondad de Dios mi Salvador.

Porque ha puesto la mirada en la humilde sierva suya,
y ved aquí el motivo porque me tendrá por dichosa y feliz,
todas las generaciones.

Pues ha hecho en mi favor,
cosas grandes y maravillosas,
el que es Todopoderoso y su nombre infinitamente Santo.

Cuya misericordia se extiende de generación en generación,
a todos cuantos le temen.

Extendió el brazo de su poder,
y disipó el orgullo de los soberbios,
trastornando sus designios.

Desposeyó a los poderosos;
y elevó a los humildes.

A los necesitados los llenó de bienes,
y a los ricos dejó sin cosa alguna.

Exaltó a Israel su siervo,
acordándose de él por su gran misericordia y bondad.
Así como lo había prometido a nuestros padres Abraham,
y a toda su descendencia, por los siglos de los siglos.

Amén.

Como en su origen era una oración que provenía del latín, exponemos también la misma en el idioma romano:

La oración del Magnificat en latín

Magnificat anima mea Dominum,
et exultavit spiritus meus in Deo salutari meo,
quia respexit humilitatem ancillae suae.
Ecce enim ex hoc beatam me dicent omnes generationes,

quia fecit mihi magna qui potens est,
et sanctum nomen eius,

et misericordia eius ad progenie in progenies
timentibus eum.
Fecit potentiam in brachio suo,

dispersit superbos mente cordis sui,
deposuit potentes de sede,
et exaltavit humiles,
esurientes implevit bonis,
et divites dimisit inanes.
Suscepit Israel puerum suum

recordatus misericordiae suae,
sicut locutus est ad patres nostros
Abraham et semini eius in saecula.

Vídeo del Magnificat (incluye audio)


 

 

Mensaje sobre la oración por Juan Pablo II

El propio Juan Pablo II en sus visitas a Latinoamérica, afirmó sobre la oración del magnificat: El Magnificat es espejo ...
Leer Más

El culto a la virgen

971 "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada" (Lc 1, 48): "La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es ...
Leer Más

La maternidad de Maria respecto de la Iglesia

Totalmente unida a su Hijo... 964 El papel de María con relación a la Iglesia es inseparable de su unión ...
Leer Más

La fe de un cristiano

Cuando un Cristiano de verdad siente la fe, sabe que es afortunado, pues Jesús lo afirmó en las bienaventuranzas. Un cristiano debe sentir la verdadera fe y eso va más allá de las oraciones milagrosas que pueda buscar, o de si conoce los dones del espiritu santo, o bien lo último que realiza antes de dormir es la oracion de la noche.

Cuando cumplimos con los sacramentos de la iglesia a lo largo de nuestra vida, nos comportamos como cristianos fieles a la vida del señor. Y aunque en momentos recurramos a las oraciones a los santos, realizando por ejemplo, la oracion a santa marta, o la oracion a san miguel arcangel, no debemos olvidar que nuestra alma siempre está con Dios.

El día que el apocalipsis llegue, todas las personas serán juzgadas, pero hasta entonces, podemos rezar el ave maria, o dedicarle una oración a la virgen de guadalupe.

Es importante conocer bien los textos biblicos, como por ejemplo el salmo 23 (salmo23.org), ya que conocer bien el libro sagrado, te puede permitir no caer en cultos como adorar a la santa muerte.

En lugar de esto último, puedes rezar a santos como san benito, a san antonio de padua (sanantoniodepadua.net, que te den fuerzas y te ayuden a cumplir con las obras de misericordia cristianas, que son el verdadero mensaje de cristo.

oracion de la magnifica

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…