La Parábola de Los Obreros de la Viña



Jesús a través de las parábolas, que no son más que relatos cortos de las experiencias que este vivió y que le permitió prever sucesos desafortunados por medio de la enseñanza hacia sus discípulos y seguidores en el transcurrir del tiempo, infunde los pilares fundamentales humanos y espirituales que cada ser en la tierra debe poseer para lograr concebir cada lección que la vida da.

La parábola ayuda de manera genérica a cualquier persona a tener acceso a los acontecimientos que marcaron la historia del cristianismo, así como la influencia de Jesús de Nazaret para cualquier situación cotidiana que puede atravesar cualquier humano, y que solo con el conocimiento de éste lograra superar y aceptar el proseguir del destino que todos deben pasar para acercarse y ser parte de él.

La Parábola en la actualidad:

Muchas personas en la actualidad asumen que las parábolas no muestran una idea especifica de los relatos de los que Jesús realiza comparaciones, sin embargo lo que desconocen es que a través de estas el objetivo fundamental es la claridad en el ser, el conocimiento de la serenidad, aceptación de uno con los otros, valores de convivencia para con el prójimo, además de buscar el acercamiento por parte de cualquier persona al sentirse identificado con la historia.

Así mismo Jesús el hijo de Dios, protagonizo dichas situaciones bien sea como espectador o protagonista intentando demostrar siempre una personalidad noble, pura y de sentimientos absortos de cualquier pensamiento maligno o egoísta.

Jesús siempre fue uno de los defensores de lo justo y equitativo reconocido por sus grandes hazañas y milagros en todo lo que comprende el antiguo y nuevo testamento, para muchos las actuaciones en la época no solían parecer las más puntuales, sino más bien una forma retórica de expresar todos los posibles escenarios, desde siendo juzgado por los demás a tomar las decisiones hasta ser alabado por su consideración hacia los débiles o desamparados.

Jesús, en el nombre del Padre

Una de las características particulares de la lucha interminable de Jesús por infundir el pensamiento del Padre Creador es a través de su amor y cobijo donde la sociedad lograría ascender al Reino de los Cielos. Por lo que focalizaba la unión entre las masas por más diferencias que pusiesen existir entre las partes, así mismo la posición de estos ante la figura de Cristo y como aceptar la intromisión de este en las circunstancias que se presenten.

En la parábola conocida como Los Obreros de la Viña se narra la historia de cómo el Reino de los Cielos se compara con un hacendado, donde el amo cada vez que salía de la viña de trabajo fue contratando obreros para que laboraran en la misma a cambio de un jornal.

La enseñanza del relato radica en la aceptación por parte de los trabajadores en el pago por igual a los que se unieron de en la ultima hora al trabajo. Así mismo la decisión del dueño fue refutado, pero de manera sabia este explico cómo desde la perspectiva de cada quien se asumía la justicia, pero lo que realmente era importante es la participación de todos los que necesitaran el trabajo y proveerles a todos los merecedores su recompensa, sin importar el orden de quienes iniciaron sino de los que todos concluyeron la jornada.

Versículos de la parábola de Los Obreros de la Viña:

Mateo 20:1-16

20:1 Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña.
20:2 Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña,

20:3 Saliendo cerca de la hora tercera del día, vio a otros que estaban en la plaza desocupados;
20:4 y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo. Y ellos fueron.
20:5 Salió otra vez cerca de las horas sexta y novena, e hizo lo mismo.
20:6 Y saliendo cerca de la hora undécima, halló a otros que estaban desocupados; y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día desocupados?
20:7 Le dijeron: Porque nadie nos ha contratado. El les dijo: Id también vosotros a la viña, y recibiréis lo que sea justo.

20:8 Cuando llegó la noche, el señor de la viña dijo a su mayordomo: Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando desde los postreros hasta los primeros.
20:9 Y al venir los que habían ido cerca de la hora undécima, recibieron cada uno un denario.
20:10 Al venir también los primeros, pensaron que habían de recibir más; pero también ellos recibieron cada uno un denario.
20:11 Y al recibirlo, murmuraban contra el padre de familia,
20:12 diciendo: Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día.
20:13 El, respondiendo, dijo a uno de ellos: Amigo, no te hago agravio; ¿no conviniste conmigo en un denario?
20:14 Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti.
20:15 ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno?
20:16 Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

Otras parábolas que quizá te interesen:

Parábola de calcular los gastos
La parábola del amigo a medianoche
La Parábola del Trigo y la Cizaña
La parábola de la semilla de mostaza
La parábola de El fariseo y el publicano
La Parábola de El Sembrador
La parábola de Los labradores malvados
La parábola de la higuera en Ciernes
La parábola de El crecimiento de la semilla
La parábola de El fariseo y el publicano
Parábola de los dos cimientos
La parábola de El amo y el sirviente
La parábola de Lázaro y el rico
Parábola de la Red
Parábola de la gran cena
La parábola de Las ovejas y los cabritos
La parábola de Los talentos o las minas
La parábola de Las diez vírgenes
La parábola del tesoro escondido
La Parábola de Los Obreros de la Viña
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese