La parábola del amigo a medianoche



Hay poder en la oración (Dialogo con Dios) en ocasiones nos encontramos con personas y amigos que dicen no saber orar o pedir a Dios pero se han olvidado que orar es hablar dialogar con Dios, pero ¿Qué significa un dialogo?, es un intercambio de palabras entre personas es decir al dialogar con Dios Él nos responderá y atenderá conforme nuestras peticiones y su voluntad.

La parábola del amigo a medianoche enseñanzas y reflexiones:

Así sucede con esta parábola Lucas11:1-13 pese a la insistencia del amigo hacia su consiervo que descansaba con su familia el consiervo le sirvió, de la misma manera sucede con Dios cuando le somos insistente (persistente) y nos postramos delante de su presencia a clamar o pedir algo necesitado Él tiene amor por nosotros y nos responde. Teniendo presente que la voluntad de Dios es buena agradable y perfecta.

El Padre nos enseña que el que busca encuentra y el que pida se le dará, pero nos da un mensaje central la perseverancia en la oración, perseverar implica tocar, seguir pidiendo, buscar, sin olvidar que le estamos pidiendo es a nuestro Padre, Jesús aun responde que quien pidiendo a su Padre le dará una serpiente, claramente ninguno que ame a su hijo hará eso, pues Dios nos ama y Él desea bendecirnos pero también desea que le busquemos y perseveremos en la oración.

¿Cómo aprendemos a orar?

Para quienes no saben cómo orar, Él nos deja un modelo que al mismo tiempo se constituye en una rotunda enseñanza de la oración y El Reino De Dios. La oración modelo Padre Nuestro, nos demuestra que necesitamos de Dios anhelamos que venga su voluntad para finalmente hacerla y vivir conforme a ella. No obstante, también señala que Dios es nuestro proveedor, anhelamos que venga su Reino y también que perdone y nos libre del mal.

Es una proclama u oración muy completa pero nuestra relación con Dios va más allá de ese modelo de oración ese modelo nos motiva a inquirir más en Dios y conocerle y saber cómo pedirle.

Con el entendimiento de esta parábola aprendemos algunos puntos fundamentales dentro de nuestra relación con Dios

  • Perseverancia en la oración
  • Tenemos Un Padre Celestial que sabe bendecir a sus hijos
  • Al momento de orar debemos tener presente que estamos hablando con Dios sí, pero que estamos dialogando con nuestro Padre Celestial cuya perspectiva de dialogo o intimidad cambia todo.

Es tiempo de profundizar nuestra relación con Dios mediante la oración y pedirle a Él, descansar en Él, porque Él hará.

Versículos de la parábola de el amigo a medianoche

Lucas 11:5–8

5 Y les dijo: «¿Quién de vosotros que tenga un amigo y acuda a él a media noche y le diga: “Amigo, préstame tres panes,

6 porque un amigo mío me ha llegado de viaje y no tengo qué ofrecerle”,

7 le responderá desde dentro: “No me molestes, ya está cerrada la puerta; los míos y yo estamos acostados; no puedo levantarme a dártelos”?

8 Os digo que, si no se levanta a dárselos por ser su amigo, al menos por su impertinencia se levantará para darle cuanto necesite.

Otras parábolas que quizá te interesen

La Parábola de un Reino Dividido
La parábola del rico insensato
La parábola de la levadura
La parábola de la higuera estéril
La parábola de La fiesta de bodas
La parábola de Los dos hijos
La parábola de la higuera en Ciernes
La parábola de El crecimiento de la semilla
La parábola de El fariseo y el publicano
Parábola de los dos cimientos
La parábola de El amo y el sirviente
La parábola de Lázaro y el rico
Parábola de la Red
Parábola de la gran cena
La parábola de Las ovejas y los cabritos
La parábola de Los talentos o las minas
La parábola de Las diez vírgenes
La parábola del tesoro escondido
La parábola del amigo a medianoche
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese