La gula



La gula es el deseo excesivo de placer derivado del consumo de comida o bebida. También podría estar unido al consumo de estupefacientes. Pecar de gula implica beber y comer sin medida, comer por el puro hecho de comer, pese a que cuando lo hagas ya no te encuentres hambriento, y cuando todo el día estás pensando únicamente en comer. También implica beber de forma excesiva hasta llegar a un punto de embriaguez.

Según Santo Tomás y San Gregorio, uno puede ser culpable del pecado de gula de cualquiera de las siguientes formas:

  • Comer de forma demasiado rápida
  • Comer fuera de horario y necesidad.
  • Comiendo o bebiendo de forma excesiva.
  • Buscando comida únicamente exquisita.

Sostienen que la Gula es un pecado capital, cuando uno elige antes el placer de comer y beber que a Dios.

Al tratarse de un pecado capital, la gula es el germen de otros muchos pecados y vicios, ya que las personas pierden la razón cuando el cuerpo se encuentra lleno de comida o bebida, perdiendo el control de lo que deberían ser nuestras acciones.

Entre otros, ocasiona los siguientes pecados:

  • Estupidez del intelecto
  • Placer excesivo por el consumo de comida y bebida, que le siguen actos de imprudencia y acciones de poca dignidad.
  • Hablar demasiado, lo que puede implicar cometer otros pecados.
  • Lujuria, provocada por el estado de embriaguez tras el consumo de bebida.

Además, el consumo excesivo de comida y bebida, también causa los siguientes efectos:

  • Debilita el organismo
  • Empobrece las muestras de afecto
  • Destruye la paz familiar
  • Te aísla de la sociedad, de forma especial con la bebida.
La gula
3.7 (73.75%) 16 votes


Quizá te interese

Una respuesta

  1. edwin octubre 4, 2017

Dejar una respuesta