Salmo 98



¿Cuál es el salmo 98?

1 Salmo.

Canten al Señor un canto nuevo,

porque él hizo maravillas:

su mano derecha y su santo brazo

le obtuvieron la victoria.

2 El Señor manifestó su victoria,

reveló su justicia a los ojos de las naciones:

3 se acordó de su amor y su fidelidad

en favor del pueblo de Israel.

Los confines de la tierra han contemplado

el triunfo de nuestro Dios.

4 Aclame al Señor toda la tierra,

prorrumpan en cantos jubilosos.

5 Canten al Señor con el arpa

y al son de instrumentos musicales;

6 con clarines y sonidos de trompeta

aclamen al Señor, que es Rey.

7 Resuene el mar y todo lo que hay en él,

el mundo y todos sus habitantes;

8 aplaudan las corrientes del océano,

griten de gozo las montañas al unísono.

9 Griten de gozo delante del Señor,

porque él viene a gobernar la tierra;

él gobernará al mundo con justicia,

y a los pueblos con rectitud.

Alabanza por la Justicia de Dios

El salmo 98 es uno de los más breves en el cuarto libro del Salterio y trata de dar las gracias a Dios por la liberación y una especie de continuación del tema de los dos salmos anteriores. Es conocido también como “Canto de alabanza a Dios después de la liberación”, y “Justicia del Rey”, este segundo se basa más en el contexto que se viene contando en los salmos recientes. Tiene apenas 9 versículos que dividen la oración en dos partes que parecen tener distintos orígenes. El contenido ideológico es diverso cada parte tiene su sección. Primero habla del nuevo portento de Dios (en aquel momento) y se dice nuevo porque antes se hablaba era del mar rojo para los israelistas. Y la segunda parte trata de preparar a las personas para la llegada del Señor.

El milagro del Mar Rojo

En este salmo 98 también se podrán ver muchas frases que fueron usadas en la segunda parte del libro de Isaías y de otras composiciones salmodicas. Como son dos textos diferentes no se sabe la época exacta de composición pero se estima que el autor haya vivido y realizado esta oración después del exilio de Babilonia.

¿Qué celebra el salmo 98?

Al igual que el salmo anterior esta oración es un nuevo cántico que celebre las nuevas obras y haga recordar la viejas también. Una vez más la mano invencible de Dios se ha manifestado y su poder sagrado ha ganado. La transcendencia es una de las características que identifica la divinidad o santidad (para los hebreos), ella era imposible de contaminarse del exterior impuro gracias a la separación que naturalmente se efectuaba. Esa nueva obra ha logrado salvar y poder demostrar la justicia divina ante los malvados.

Cuando se habla de su santo brazo en el versículo 2, equivale a la omnipotencia porque eso es lo que significa la expresión “brazo”, no puede compararse ese poder con la de un humano. La salvación de su Dios se ha dado porque el se acordó de su pueblo elegido, sabe que tiene un compromiso con Él, y regresando a este es que mantiene su fidelidad. Todos los demás pueblos son testigos de la grandeza y justicia del Señor, así como en otras ocasiones importantes.

Rayos en la montaña de Sión

Otra vez como en los anteriores oraciones se les invita a los habitantes del mundo que escuchen a Dios y se preparen para la liberación, porque el Juez de esta tierra está por venir. A pesar de esto no habla en concreto de la liberación de Israel, el punto de vista es amplio. En la fiesta de bienvenida la gente deberá responder a la reacción de la naturaleza como las aguas y la tierra. Todo será gobernado con justicia y equidad, como es algo nuevo en la historia de los hombres, ellos deben acoplarse al igual que naturaleza goza de la victoria moral que domina las naciones con nuevo orden.

Salmo 98
Puntúa este artículo


Quizá te interese