Salmo 22



¿Cuál es el Salmo 22?

1 Del maestro de coro. Según la melodía de «La cierva de la aurora». Salmo de David.

2 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

¿Por qué estás lejos de mi clamor y mis gemidos?

3 Te invoco de día, y no respondes,

de noche, y no encuentro descanso;

4 y sin embargo, tú eres el Santo,

que reinas entre las alabanzas de Israel.

5 En ti confiaron nuestros padres:

confiaron, y tú los libraste;

6 clamaron a ti y fueron salvados,

confiaron en ti y no quedaron defraudados.

7 Pero yo soy un gusano, no un hombre;

la gente me escarnece y el pueblo me desprecia;

8 los que me ven, se burlan de mí,

hacen una mueca y mueven la cabeza, diciendo:

9 «Confió en el Señor, que él lo libre;

que lo salve, si lo quiere tanto».

10 Tú, Señor, me sacaste del seno materno,

me confiaste al regazo de mi madre;

11 a ti fui entregado desde mi nacimiento,

desde el seno de mi madre, tú eres mi Dios.

12 No te quedes lejos, porque acecha el peligro

y no hay nadie para socorrerme.

13 Me rodea una manada de novillos,

me acorralan toros de Basán;

14 abren sus fauces contra mí

como leones rapaces y rugientes.

15 Soy como agua que se derrama

y todos mis huesos están dislocados;

mi corazón se ha vuelto como cera

y se derrite en mi interior;

16 mi garganta está seca como una teja

y la lengua se me pega al paladar.

17 Me rodea una jauría de perros,

me asalta una banda de malhechores;

taladran mis manos y mis pies

16c y me hunden en el polvo de la muerte.

18 Yo puedo contar todos mis huesos;

ellos me miran con aire de triunfo,

19 se reparten entre sí mi ropa

y sortean mi túnica.

20 Pero tú, Señor, no te quedes lejos;

tú que eres mi fuerza, ven pronto a socorrerme

21 Libra mi cuello de la espada

y mi vida de las garras del perro.

22 Sálvame de la boca del león,

salva a este pobre de los toros salvajes.

23 Yo anunciaré tu Nombre a mis hermanos,

te alabaré en medio de la asamblea:

24 «Alábenlo, los que temen al Señor;

glorifíquenlo, descendientes de Jacob;

témanlo, descendientes de Israel.

25 Porque él no ha mirado con desdén

ni ha despreciado la miseria del pobre:

no le ocultó su rostro

y lo escuchó cuando pidió auxilio»

26 Por eso te alabaré en la gran asamblea

y cumpliré mis votos delante de los fieles:

27 los pobres comerán hasta saciarse

y los que buscan al Señor lo alabarán.

¡Que sus corazones vivan para siempre!

28 Todos los confines de la tierra

se acordarán y volverán al Señor;

todas las familias de los pueblos

se postrarán en su presencia.

29 Porque sólo el Señor es rey

y él gobierna a las naciones.

30 Todos los que duermen en el sepulcro

se postrarán en su presencia;

todos los que bajaron a la tierra

doblarán la rodilla ante él,

y los que no tienen vida

31 glorificarán su poder.

Hablarán del Señor a la generación futura,

32 anunciarán su justicia a los que nacerán después,

porque esta es la obra del Señor.

El maestro de coro. Según la melodía de «La cierva de la aurora». Salmo de David.

En el salmo 22, el salmista David exclama desesperado porque luego de la victoria obtenida, en el viaje de regreso se le presentan circunstancias que llevan a comprometer su integridad física, por lo que en medio de estas circunstancias nuevamente su fe es probada; suena tan ilógico porque venía de celebrar una gran victoria, pero como a DIOS no se le cuestiona, permitió este nuevo episodio, donde los peligros marcaron el orden de los acontecimientos, en los que David tuvo que llenarse de valor, y declarar la palabra del Padre eterno para lograr en medio del problema la preservación de su vida y la de sus acompañantes, entendiendo que sólo DIOS dispone de nuestro futuro.

David vence al gigante Goliat

Eruditos de la materia interpretan que en este pasaje el salmista podría venir de regreso en el desierto, en medio del viaje luego de su victoria. En medio de esa situación se presentaba la prueba del desierto, en donde nuevamente David vería la mano de DIOS en su favor. Se especula que fue protegido de inclusive bestias de la fauna existente en las zonas aledañas, pero de todo esto pudo ser una vez más testimonio vivo de las maravillas hechas por el DIOS verdadero.

La clave de este triunfo estuvo en que David colocó todo en las manos de DIOS para ser bendecido. Nunca creas entonces que en tu propia opinión puedes ser más astuto que el enemigo presente en ese momento. Las situaciones de apremio se dan para fortalecer la formación de los nuevos prospectos del equipo de Cristo. No subestimes a tus enemigos, porque creerás en tu concepto que no tendrán forma de llegar a ti, pero eso lo determina el Rey de reyes, así que no desperdicies lo que tienes o posees porque en el momento menos esperado, el día de tu promoción en público puede llegar.

¿Dios nos tiene preparado un destino según el salmo 22?

Otra de las cosas que en el fondo hacían fortalecer la valentía de David en medio de la adversidad, es que sabía que estaba destinado a un propósito aún mayor, porque desde el vientre de su madre fue determinado por DIOS para grandes cosas. Si estás leyendo estas poderosas líneas, esto también aplica para tu vida, pero la diferencia la determina tu nivel de obediencia, adoración y sacrificio que desees entregar, 3 característica que llevó David hasta las últimas consecuencias, porque hasta en momentos difíciles adoro completamente desnudo ante su creador.

El salmo 22  de ruego de David fue escuchada por DIOS, por lo que envió a su ejército de ángeles para brindarle la protección necesaria para salir airoso ante estos ataques contra su vida. El amor para con él era tan tremendo que envió gente adecuada que se encargaría de tomar el control del asunto. Esto se produce debido a que una vida íntegra siempre será favorecida por la mano del cielo a causa de su obediencia sobre todas las cosas.

Gracias al amor de Dios, él envía protección desde su trono en el cielo

Todas estas estrategias son utilizadas por DIOS, con el objetivo de buscar más almas para que procedan al arrepentimiento son más que importantes que en el cielo se desata una fiesta cuando existe un nuevo integrante de la familia celestial para hacer historia.

Salmo 22
Puntúa este artículo


Quizá te interese