Salmo 129



¿Cuál es el salmo 129?

1 Canto de peregrinación.

¡Cuánto me han asediado desde mi juventud

–que lo diga Israel–,

2 cuánto me han asediado desde mi juventud,

pero no pudieron contra mí!

3 Clavaron un arado en mis espaldas

y abrieron largos surcos,

4 Pero el Señor, que es justo,

rompió el yugo de los impíos.

5 ¡Retrocedan llenos de vergüenza

todos los que aborrecen a Sión:

6 Sean como la hierba de los techos,

que se seca antes de ser arrancada!

7 Con ella, el segador no llena su mano,

ni cubre su pecho el que ata las gavillas.

8 Y nadie comenta al pasar:

«El Señor los ha bendecido».

Descienda sobre ustedes nuestra bendición,

en el nombre del Señor.

Canto de peregrinación

En el salmo 129 se representa en la palabra del salmista nuevamente la oración de queja y del mismo modo de agradecimiento, por cuanto aseguraba que a pesar de que muchos se habían levantado contra él desde su juventud, vejándole, y rechazándole por cualquier cosa, el Padre celestial siempre había levantado su poderoso nivel de protección en la vida de este hombre para a fin de cuentas dejar avergonzados a cada uno de ellos, demostrándole el salmista que no hay nada más hermoso y gratificante en este mundo que trabajar para el rey de reyes porque es el quien mejor paga, no solo económicamente sino de otras índoles.

Hostigadores molestando al justo

Lo que incomodaba a muchos era el estilo de vida tanto de David como otros hombres ejemplares de la biblia que siempre hacían más allá de lo que se les había encomendado por engrandecer de todas las formas el nombre de Cristo y a su vez de cumplir con creces la asignación que se le había encomendado. Ante esta esta realidad se dieron cuenta de que las situaciones que el Padre celestial coloca en nuestras vidas se convierten en un poderoso desafío que él va colocando para demostrar de que estamos hechos, y a fin de cuentas no solo a salvarnos y sacarnos victoriosos de ellas, sino además a colocar otros ingredientes y aditivos que nos ayudarán a vencer mayores retos mientras los coloquemos todos en sus manos.

¿Qué es lo más importante del salmo 129?

Lo más importante de este texto del salmo 129 es que el rey de reyes y señor de señores desea mantener una constante comunicación con sus hijos a través de la intimidad, siendo esta la mayor fuente de bendición que nos llevará a alcanzar las metas que ya el Padre eterno trazó para nuestras vidas, sin olvidar lo que versa su palabra cuando afirma que el que ora en lo secreto será recompensado en público.

Si muchos no creen esto, la vida de personajes como José y David son el claro ejemplo de que esta es una verdad eterna y poderosa, por cuanto ellos fueron en medio de su juventud, olvidados y rechazados hasta por sus propios familiares, siendo envidiados por lo que el Padre celestial había colocado en sus vidas. La resignación nunca tomó posesión de sus vidas ni pensamientos, porque estaban seguros de que todo formaba parte de un proceso y enseñanza por el eterno para recibir cada una de sus bendiciones, para fortalecer su hermoso propósito en la tierra.

Plegaria pidiendo la destrucción de los enemigos de Sión

Entendiendo esta gran verdad, somos llamados por parte del cielo a mantenernos en la brecha de la intimidad, que siempre será la mejor relación que una persona pueda cultivar, por cuanto el único y verdadero DIOS es nuestro mejor amigo, quien realmente nunca de los nunca nos va a mentir ni fallar. El desea que coloquemos nuestras cargas peticiones e inquietudes en sus manos, porque solamente él tiene respuesta a cada una de ellas, pero a su vez quiere un corazón puro y dispuesto a ser enseñado y moldeado por sus manos para ser mejores día a día a causa de la poderosa asignación de lo alto.

Salmo 129
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese