Salmo 122



¿Cuál es el salmo 122?

1 Canto de peregrinación. De David.
¡Qué alegría cuando me dijeron:

«Vamos a la Casa del Señor»!

2 Nuestros pies ya están pisando

tus umbrales, Jerusalén.

3 Jerusalén, que fuiste construida

como ciudad bien compacta y armoniosa.

4 Allí suben las tribus, las tribus del Señor

–según es norma en Israel–

para celebrar el nombre del Señor.

5 Porque allí está el trono de la justicia,

el trono de la casa de David.

6 Auguren la paz a Jerusalén:

«¡Vivan seguros los que te aman!

7 ¡Haya paz en tus muros

y seguridad en tus palacios!».

8 Por amor a mis hermanos y amigos,

diré: «La paz esté contigo».

9 Por amor a la Casa del Señor, nuestro Dios,

buscaré tu felicidad.

Canto de peregrinación

El salmo 122 es una obra literaria desplegada por el salmista para establecer un sentimiento de agradecimiento al rey de reyes y señor de señores por cada una de las ayudas recibidas, con el objetivo de continuar encaminado hacia su destino profético que fue convertirse en uno de los más grandes representantes del reino de los cielos como rey del pueblo de Israel. David hace rememorar este momento con las incontables veces en que Israel estuvo acechada por sus diversos enemigos, dentro de lo que podemos destacar la situación vivida en los tiempos de Moisés, quien fue el pilar que DIOS utilizó para sacar de la perdición a un pueblo que estaba destinado a ser esclavo del pueblo de Egipto, pero como para el Padre celestial no hay nada imposible, incluso abrió el mar en 2 por medio de Moisés para que el pueblo pudiera salvarse de las manos de sus enemigos.

Apertura del mar rojo para los Israelistas

Así como lo hizo Moisés, David tenía el compromiso de no fallarle al Padre celestial en su deseo de continuar mostrando su favor ante el pueblo de Israel, a pesar de haber vivido cantidad de momentos difíciles, los cuales sirvieron para ayudarle a entrenarse y tener el valor necesario para afrontar las cosas que vendrían; todas ellas del tamaño de persona que fue él, para demostrarle a sus enemigos que estaba más que respaldado por el Padre celestial para ser protagonista de las bendiciones que vendrían tanto para su vida como para sus sucesores, e igualmente para su pueblo, a causa del inmenso e inagotable amor de DIOS, que siempre estuvo a favor de Israel a pesar de ser un pueblo pecador y rebelde.

¿Qué busca el salmo 122?

El salmo 122 dice que David marcó la diferencia entre los cobardes y los valientes de Cristo, porque este fue un personaje que aunque estuvo afligido en diferentes momentos, nunca desistió en la forma de elevar la bandera de justicia y libertad celestial.

Así como en aquellos casos, la actualidad presenta una realidad muy parecida y hasta peor que la vivida por David, pero el Padre eterno demanda de una tenacidad y fidelidad de parte de cada uno de sus hijos para lograr establecer su reino y su nombre en medio de una sociedad necesitada de escuchar su palabra y mensaje de salvación, debido a que se encuentra sumida en el pecado y todo aquello que pretenda distorsionar el orden de DIOS en la tierra.

Oración por la paz de Jerusalém – Salmo 122

Lo más importante no es lo superficial, sino la humildad y disposición que cada uno de los escogidos del cielo presente para llevar el mensaje de salvación y del reino de los cielos ante cada una de las personas que se encuentran necesitadas por cambiar su estilo de vida. Aunque suene una locura, vivir una vida consagrada para el Padre eterno se convierte en un estilo de vida que es complicado de llevar, pero que es posible gracias al perfecto amor de DIOS que nunca le fallará a ninguno de sus hijos, y les colocará en una situación e gracia para salir victoriosos de cada reto presentado.

Salmo 122
Puntúa este artículo


Quizá te interese