Salmo 121



¿Cuál es el salmo 121?

1 Canto de peregrinación.

Levanto mis ojos a las montañas:

¿de dónde me vendrá la ayuda?

2 La ayuda me viene del Señor,

que hizo el cielo y la tierra.

3 El no dejará que resbale tu pie:

¡tu guardián no duerme!

4 No, no duerme ni dormita

el guardián de Israel.

5 El Señor es tu guardián,

es la sombra protectora a tu derecha:

6 de día, no te dañará el sol,

ni la luna de noche.

7 El Señor te protegerá de todo mal

y cuidará tu vida.

8 Él te protegerá en la partida y el regreso,

ahora y para siempre.

Canto de peregrinación

El salmo 121 es una declaración de ayuda especial del Padre celestial, todo ello se convierte en una dependencia que tiene el salmista David ante la intervención divina del Padre que siempre está dispuesto a intervenir en la vida de sus escogidos para avergonzar al enemigo y a cada uno de sus emisarios enviados a la tierra. Todo esto se hizo tan real en la vida del salmista que siempre su final pasaba a convertirse en bendición porque desde el cielo se le daba la oportunidad de aplicar el jocoso refrán de el que ríe de último ríe mejor, y vaya que se cumplía en diferentes ocasiones en su vida, ya que en momentos de apremio en donde la lógica decía que no había escapatoria, siempre aparecía la mano del Padre celestial para otorgarle la victoria sobre la adversidad.

Guerrero arrodillándose ante Dios

La clave de todo esto era que la vida del salmista David se convirtió en una adoración total al Padre, no sólo cuando escribía, cantaba o ejecutaba instrumentos musicales, sino también en toda clase de acción, mientras pastoreaba ovejas, cuando venció a Goliat, en el momento de convertirse en rey de Israel, y a su vez en cada una de las batallas que tuvo que librar durante su reinado en donde el Padre celestial se glorificó por medio de la vida de David.

¿Por qué mantenernos en el camino de Dios?

Puede que en este momento muchos de los escogidos del Padre eterno se encuentren en una encrucijada similar a la que se encontraba el salmista David, por cuanto él se sentía como un extranjero o peregrino en medio de una sociedad que se encontraba totalmente de espaldas a los designios de DIOS, y desde ese entonces el salmista debía apelar a su amor y confianza en DIOS por cuanto la tentación podía tocar a su puerta, y aunque en reiteradas veces le falló al rey, su amor infinito por el Padre pudo más que cualquier falta para ser un vencedor sobre las circunstancias, siendo el único hombre conforme al corazón de DIOS en toda la biblia, lo cual le genera un estado de credibilidad que pocos personajes gozan, y en medio de esto, la gracia del Padre celestial se hizo presente en su vida, para hacer de él uno de los hombres de DIOS más prósperos y bendecidos en toda la historia, por cuanto en cada logro, agradecía al dador y benefactor de la vida.

Dios es tú guardador

El salmo 121 indica que en medio de la sociedad actual, el rey de reyes está confiando en cada una de las personas que forman parte de su ejército de valientes, que a pesar sentirse como extranjeros en todo este mundo, se mantienen en pie de lucha para marcar la diferencia y levantar la bandera de justicia, misericordia, pero por sobre todas las cosas la bandera del amor eterno del Padre celestial a la tierra en su afán porque a través de sus escogidos, el mundo entero se de cuenta de quién es el que realmente puede rescatar cada vida de las manos del mal para transformarla en una vida plena y llena del amor de Cristo.

Salmo 121
Puntúa este artículo


Quizá te interese