Oración a San Miguel frente a todo enemigo y mal



Lo ideal es que todos los seres humanos tuviésemos excelentes relaciones de amistad y cordialidad, pero generalmente esto no es así, podemos llegar a ser buenos amigos y también ser los más crueles enemigos, una condición que sin duda debe cambiar, pues de esta manera no logramos nada positivo, simplemente perder el afecto de los demás.

San Miguel Arcángel, no solo es un Santo especial y muy amado por sus devotos, sino tiene la particularidad de entrar en los corazones ungidos con el aceite del amor y la amistad, dos emociones o sentimientos necesarios para llevarnos bien entre nosotros. Pidámosle a él para que nos ayude a alejar a aquellos que no nos quieren y nos desean el mal, o simplemente poder tener mejor relación con estas personas.

A continuación la Oración a San Miguel Arcángel frente a todo enemigo y mal:

¡Oh glorioso y bienhechor Arcángel San Miguel!,

Tan cercano a lo divino y con gran poder celestial,

Tú defensor y triunfador en grandes batallas,

Tu lucha siempre ha reinado sobre la maldad,

¡Oh Glorioso San Miguel!,

Puro, perfecto y siempre fiel,

Ayúdanos a permanecer serenos ante las dificultades,

A ser fuertes en las adversidades,

Ilumínanos para que podamos encontrar nuestra luz espiritual,

No nos desampares en el caminar,

Que tus virtudes sean nuestro amparo y nuestro refugio.

 

 

Junto a los Serafines danos la voluntad y la gracia de apartarnos del pecado,

Enséñanos a sentir Amor por Dios, un amor verdadero y sublime,

Defiéndenos de las angustias, de las sugestiones, de las tentaciones y de las incitaciones,

Penetra en nuestras almas el espíritu de la humildad y de la fraternidad,

Junto a los Querubines atrae nuestros corazones y llévalos por el bien.

Auxílianos cuando nos quieran oprimir o esclavizar,

Aléjanos de los espíritus malignos,

De las injusticias y de los abusos,

De las tiranías y de la brujería,

De la hechicería y de la maldad,

Que podamos dominar nuestros sentidos,

Que las malas costumbres no sean propagadas,

Que lo dañino se aparte de nosotros,

Y que tu resplandor nos proteja en todo  momento.

 

Junto con las Dominaciones cuida nuestra fe,

Danos sabiduría y prudencia,

En las palabras que digamos y los pensamientos que permitamos,

Ven a nuestro auxilio,

Enséñanos a tener un corazón bondadoso y generoso,

A no ser flojos para ayudar a otros,

Que tengamos disposición de darle una mano a nuestro hermano.

 

Junto con las Virtudes espanta de nuestro lado a los adversarios,

A los que hablan mal y blasfeman,

A quienes  osan decir mentiras y levantar falsos testimonios,

Aparta de nuestro sendero las vejaciones y humillaciones,

Las intrigas, rencores, celos, envidias, malos tratos y las personas violentas, viciosas,

Las desgracias y desdichas,

Y todo aquel que tenga como finalidad hacernos daño,

Ampáranos Glorioso San Miguel.

 

Junto a los Principados libéranos de todo lo que atente contra nosotros,

Y nuestras familias, amigos y conocidos,

Que las enfermedades tanto mentales como espirituales, se vayan bien lejos,

Y que las enfermedades espirituales no atenten contra nosotros.

 

Iluminamos para poder ser testimonios fieles de tu palabra,

Que nuestra vida sea ejemplar, pura y llena de amor Divino,

Que no se quede solo en nosotros,

Sino que propaguemos la fe en ti,

Que sea nuestro proceder la prueba más clara,

De tu poder espiritual y salvador.

 

Y con los Ángeles y los Arcángeles,

Protégenos cada día de nuestras vidas,

Y que en el momento de nuestra partida,

Sea nuestro peregrinar directamente hasta el cielo,

Donde podamos contemplar la riqueza del Paraíso Eterno,

Y tener la complacencia de la Gloria Divina de Nuestro Señor.

Te Rogamos, Óyenos,

Amén.

 

Confiando que la maldad ni el enemigo podrán ante la ayuda benigna de San Miguel, cerramos esta linda oración rezando un Credo y meditando sobre nuestra manera de ser y lo que debemos cambiar.

 

 

 

Dejar una respuesta