Día 4 Fe en San Judas Tadeo



 

Decir tengo fe y sentir la fe, es algo que marca gran diferencia. Pues creemos que al asistir a la santa Misa, rezar el rosario nos hace casi santos, pero estamos equivocados, claro está que como católicos es una obligación asistir a la Misa dominical y las fiestas de guardar y sin duda alguna es un momento único, especial y consagrado que nos llenan espiritualmente.

“Creer sin ver algo es sencillamente lo que es fe”, y es lo que hoy nos pide San Judas Tadeo, nos está llamando a seguir con fe sus enseñanzas y las de Jesús.

Tratemos de dirigir nuestra mirada al Creador, a destinar un momento de nuestro día para la oración y sobre todo, pedir fe,  tener fe y seguir con fe su camino.

A continuación Fe en San Judas Tadeo, cuarto día:

La imitación de Cristo nos dice:”Fe se te pide y vida recta”, más claro no puede ser este texto. Donde es nuestro proceder lo que habla de nosotros, un proceder al cual estamos llamados a realizarlo de forma sensata, donde nuestros actos sean dignos y glorifiquen al Señor, en todos los aspectos de nuestra vida.

También nos dice que ¿Cómo comprenderás las cosas que están sobre ti?, si no somos capaces de entender las cosas que están debajo nuestro. Es oportuno sujetarnos a Dios y doblegar nuestra razón a la fe. San Judas fiel y constante, siguió con fe ardiente el llamado a la vida difícil que como apóstol tuvo que soportar, un  llamado realizado por su Primo Santo, Jesucristo.

Siendo parientes, Judas Tadeo siempre lo amo y lo siguió, reconociendo que es el Maestro, Hijo de Dios. La ocupación constante que este Santo tuvo como misión permanente fue predicar la fe y la doctrina de Jesucristo, razón por la cual también dio su vida. Orar y mantenernos constantes en el amor de Dios, es otra reflexión que San Judas nos deja como tarea.

También nos dice que debemos evitar los falsos profetas e impostores, pues ellos vienen a invadir el mundo y es obligación nuestra seguir las enseñanzas de los apóstoles y seguir sus preceptos.

Tu fe es tu salvación, como devotos de San Judas es algo que debemos atesorar y no permitir que nada externo venga a interrumpir con nuestra paz espiritual y nuestro camino hacia la vida eterna, algo que debemos defender hasta con nuestra sangre.

Amén.

 

Este cuarto día, rezamos también un Padre Nuestro y una Ave María, sabemos que si oramos pidiendo acrecentar nuestra fe, seremos escuchados.

 

 

Día 4 Fe en San Judas Tadeo
Puntúa este artículo


Quizá te interese

Dejar una respuesta