Virgen de Urkupiña



Las Vírgenes que se encuentran en la iglesia católica son imágenes realmente representativas que han logrado causar admiración, devoción y creencia en cientos de personas debido a que las mismas le han concebido diferentes milagros a las personas en diferentes partes del mundo, ya que en ocasiones las personas necesitan de una ayuda divina para poder salir de sus problemas y solucionarlos para poder tener paz en sus almas, obteniendo una pequeña ayuda divina o milagro que se le atribuye a las Vírgenes o a los Santos de la iglesia católica y entre estas advocaciones se encuentra la milagrosa Virgen de Urkupiña.

Historia y Origen de la Virgen de Urkupiña

La Virgen de Urkupiña es una reconocida advocación mariana de la Virgen María y es una virgen venerada el 15 de agosto en la ciudad de Quillacollo en Bolivia y la leyenda de la Virgen de Urkupiña tiene su origen en el Cerro Quta, el cual fue el lugar en el que comenzaron sus apariciones a los finales del 1700 del siglo XVII, época a principios de la colonia.

Virgen de Urkupiña

Virgen de Urkupiña historia

La historia de la Virgen de Urkupiña comienza con una humilde familia de campesinos que se mantenían gracias a su pequeño rebaño de ovejas, las cuales eran cuidadas por su hija menor, la cual era una muchacha que se dirigía todos los días a lo más bajo de la colina del frente de Cota, a través del Río de Sapinku, en el cual encontraba suficiente pasto y agua para su rebaño, pero un peculiar día muy esplendoroso del mes de agosto, cuando el sol disfrutaba de los agrestes y el pasto deslumbraba. 

La muchacha se le apareció una hermosa señora, la cual tenia cargado en sus brazos a un niño, por lo que llegó a mantener largas conversaciones en su idioma propio y nativo, llamado quechua, la cual era la razón que llevaba a esa tierna pastorcita a aquel lugar a jugar con el niño en las aguas de una vertiente de las rocas, así que siempre tardaba un poco en regresar a casa, lo que parecía extraño para sus padres, por lo que preguntaron a la niña la razón de su tardanza y ésta les relató los diversos encuentros que había tenido con la hermosa señora a la que llamaba “Mamita y el Niño”.

Virgen de Urkupiña origen

En su relato, la niña le dio a sus padres que Mamita y su Niño siempre bajaban a jugar con ella, lo que causo algo de alarma en sus padres, lo que los llevo a la colina a verificar si eran ciertos los relatos de a niña, lo que efectivamente lograron comprobar y comentar con las parroquias cercanas y con los vecinos del pueblo para contarles lo que había pasado, entonces cuando todos escucharon la historia decidieron subir a la colina.

Mientras le contaban a todos lo que habían visto, la Virgen se percato de que la niña habia tardado mucho en llegar, por lo que se levanto del lugar donde siempre esperaba a la niña y subió cuesta arriba a la cima de la colina, mientras la niña se encargaba de guiar a las personas para que pudieran ver a la Señora. Pero cuando la Virgen llego a la cima de la colina, desapareció, aunque las personas tuvieron suficiente tiempo para ver aquella imagen celestial que se esfumaba en la mañana.

Oración a la Virgen de Urkupiña

¡Oh María! ¡Madre admirable!
A tus ojos venimos para meditar
Tus virtudes y celebrar tus alabanzas.
Tú serás durante este Quincenario el
Objeto ideal de nuestra contemplación;
Tú el centro y pábulo de nuestro sentimiento;
Tú el imán de nuestros deseos: muéstrate,
Pues tan bella, tan perfecta como eres,
A través del grosero y velo de nuestra carne;
Disipa la niebla de nuestro entendimiento
Para que te conozcamos con nítida claridad;
Reanima las fuerzas perdidas del corazón para así
Amarte como bien lo mereces; subyuga la voluntad
Rebelde y pervertida a los santos mandamientos
De tu Divino Hijo.
Virgen de Urkupiña
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese