Salmo 95



¿Cuál es el salmo 95?

1 ¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor,

aclamemos a la Roca que nos salva!

2 ¡Lleguemos hasta él dándole gracias,

aclamemos con música al Señor!

3 Porque el Señor es un Dios grande,

el soberano de todos los dioses:

4 en su mano están los abismos de la tierra,

y son suyas las cumbres de las montañas;

5 suyo es el mar, porque él lo hizo,

y la tierra firme, que formaron sus manos.

6 ¡Entren, inclinémonos para adorarlo!

¡Doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó!

7 Porque él es nuestro Dios,

y nosotros, el pueblo que él apacienta,

las ovejas conducidas por su mano.

Ojalá hoy escuchen la voz del Señor:

8 «No endurezcan su corazón como en Meribá,

como en el día de Masá, en el desierto,

9 cuando sus padres me tentaron y provocaron,

aunque habían visto mis obras.

10 Cuarenta años me disgustó esa generación,

hasta que dije:

«Es un pueblo de corazón extraviado,

que no conoce mis caminos».

11 Por eso juré en mi indignación:

«Jamás entrarán en mi Reposo».

Cántico de Alabanza y de Adoración

El salmo 95 es himno de alabanza y de adoración que al mismo tiempo es una invitación para los que aún no se han unido a la vida espiritual. Todas las oraciones de este estilo acostumbran siempre a invitar a terceros a unirse al canto en honor al Dios que constituye la salvación de la nación. Muchas veces nos sentamos a orar para pedir ayuda, ya sea para superar algo o para protegernos. Que mejor que la historia de Israel para darnos cuenta de todas las manifestaciones protectoras que Yahvé ha hecho.

Hombre predicando la palabra de Dios a el pueblo

El escenario es una asamblea que invita a la gente a unirse a la gran manifestación de gozo en reconocimiento al Señor. Se nombran las razones por las cuales tiene que ser alabado, principalmente por ser el creador de nuestra tierra y por estar por encima de todos los seres, ya sean dioses o ángeles que conforman su corte de honor. Segundo, todo en este universo le pertenece, desde las profundidades del océano hasta la tierra que se secó, ya que todo lo hizo con sus manos. A diferencia de los hombres, que lamentablemente no pueden visitar ni conocer los misterios del mundo (esto expresa la falta de conocimiento que se tenía en aquel momento sobre el planeta), que todavía en la actualidad no se sabe todo sobre la tierra, solo el supremo hacedor puede llegar a sus escondites.

¿Que advertencia hay en el salmo 95?

Este es un Dios universal, su nombre ha llegado a todos los rincones, incluso es el Señor de la naturaleza porque puede controlarla. Pero también pertenece a un sitio especial, Israle, pueblo elegido con un historial y una alianza duradera. El salmo 95 se hace con un canto dramático de procesión, que habla de dicho pueblo pero que también le pide a las generaciones actuales y a las futuras que se acerquen a escuchar la voz de Dios para que no se comparen ni se lleven el mismo final que las anteriores generaciones del desierto.

En una parte la oración tiene una advertencia provenida de un oráculo, que intenta prevenir a las personas de lo que que puede suceder cuando se tienta a Dios de realizar manifestaciones portentosas. Lo que pasa es que los antepasados de las saníticas fueron testigos de hazañas asombrosas al salir de Egipto pidieron un milagro en Meribá y en masa porque querían agua y la consiguieron. También se produjo lo mismo con la ciudad de Cades. La palabra en masa significa tentación, de esa forma desconfiaron del poder porque ya era suficiente con las obras de rescate que habían visto con la esclavitud faraónica.

El milagro de las aguas de las rocas de Meribá

Dios se molestó y sentenció que no entrara en la tierra de Canaán que es el reposo. Ellos no supieron encontrar ni entender los caminos de Yahvé, así que se les prohibió entrar a la tierra y echaron a los hijos de Israel. La historia forma parte de salmo y es contada tragicamente para que se tome en serio y vuelva a haber reprobados ni desdichados. Se usa un oráculo que habla por el mismo Rey del universo para que tenga más impresión.

Salmo 95
Puntúa este artículo


Quizá te interese