Salmo 92



¿Cuál es el salmo 92?

1 Salmo. Canto. Para el día sábado.

2 Es bueno dar gracias al Señor,

y cantar, Dios Altísimo, a tu Nombre;

3 proclamar tu amor de madrugada,

y tu fidelidad en las vigilias de la noche,

4 con el arpa de diez cuerdas y la lira,

con música de cítara.

5 Tú me alegras, Señor, con tus acciones,

cantaré jubiloso por la obra de tus manos.

6 ¡Qué grandes son tus obras, Señor,

qué profundos tus designios!

7 El hombre insensato no conoce

y el necio no entiende estas cosas.

8 Si los impíos crecen como la hierba

y florecen los que hacen el mal,

es para ser destruidos eternamente:

9 tú, en cambio, eres el Excelso para siempre.

10 Mira, Señor, cómo perecen tus enemigos

y se dispersan los que hacen el mal.

11 Pero a mí me das la fuerza de un toro salvaje

y me unges con óleo purísimo.

12 Mis ojos han desafiado a mis calumniadores,

mis oídos han escuchado la derrota de los malvados.

13 El justo florecerá como la palmera,

crecerá como los cedros del Líbano:

14 trasplantado en la Casa del Señor,

florecerá en los atrios de nuestro Dios.

15 En la vejez seguirá dando frutos,

se mantendrá fresco y frondoso,

16 para proclamar qué justo es el Señor,

mi Roca, en quien no existe la maldad.

Alabanza por la bondad de Dios

El salmo 92 con un estilo lírico es un canto de alabanza a la grandeza de Dios por su forma de apremiar a los justos y castigar a los impíos. El salmo también se conoce como “Alabanza de la Providencia Divina” o “Las Grandeza de Nuestro Dios” Aquí se aborda el tema de la distribución moral pero no de la misma forma que aparece en otras composiciones salmodicas sapienciales. El salmista se encuentra alegre, gozoso, por la rectitud del gobierno de los cielos de la historia, y porque los impíos siempre recibirán su merecido ya que su alegría es generalmente corta.

La Bondad de Dios

Los justos se alegran cuando ven en marcha el poder de Dios, cuando se manifiesta la justicia divina a su favor. Como tal el salmista es el portavoz de estos fieles justos que siguen su camino guiados por las promesas del Señor, y por eso compara al bondadoso como un árbol que crece en la sombra (la protección) del Padre Celestial. Según la forma en que se lea este salmo tiene un estilo literario como el de los himnos, específicamente uno de alabanza y de gratitud. Además el tono está lleno de vida y frescura. El tiempo en el que fue escrito el salmo 92 no es seguro, se puede distinguir un tipo de lengua, la clásica, pero por otra parte hay frases sapienciales de la biblia.

¿Qué declara el salmista en el salmo 92?

Principalmente el salmista se encarga de declarar los beneficios que trae publicar la grandeza del Señor. Por misericordia Israel fue elegido entre los demás pueblos, además de las promesas hechas a la alianza sinaítica. Desde mucho tiempo el poeta ha percibido la ayuda de Dios y por eso siente felicidad con todas sus hazañas, comprendiendo cuan grande son las obras divinas de Yahvé.

No todos pueden apreciar el poder de Dios, los que estén cegados por su arrogancia no podrán ver los misterios de la providencia. Lo que no saben es que la felicidad de los impíos es corta, porque la justicia equitativa siempre aparece y ella es dictada por Yahvé quien se encuentra por encima de todos en el universo. Los malvados no tendrán un final alegre, será un destino muy distinto al de los justos, quienes estarán exaltados y disfrutaran del merecido final para cada uno.

El agradecimiento de los creyentes se manifiesta en este cántico dando gracias a Dios en el día sábado considerado reposo, ofrendando animales en sacrificio como acto de adoración a Yahvé para ser aceptados de día y de noche.

La lucha entre el bien y el mal

Las gracias a Él por la mañana o por la noche por su amorosa bondad y fidelidad. El hombre que no mira a Dios es un ser descrito como alguien necio, insensato, que no comprende el amor y la fidelidad del Padre Celestial. La comparación de la palmera, el cedro, y el bisonte como emblema de victoria, fuerza, y serenidad; representan al hombre justo que obedece y alaba al altísimo. Estas también representan al final de los justos que florecerán como la palmera.

Salmo 92
Puntúa este artículo


Quizá te interese