Salmo 77



¿Cuál es el salmo 77?

1 Del maestro de coro. Al estilo de Iedutún. De Asaf. Salmo.

2 Invocaré a Dios con toda mi voz,

gritaré a Dios, y él me escuchará.

3 Busco al Señor en el momento de mi angustia;

de noche, tiendo mi mano sin descanso,

y mi alma rechaza todo consuelo.

4 Yo me acuerdo de Dios, y me lamento;

medito, y mi espíritu desfallece:

5 tú no me dejas conciliar el sueño,

estoy turbado, y no puedo hablar.

6 Pienso en los tiempos antiguos,

me acuerdo de los días pasados;

7 reflexiono de noche en mi interior,

medito, y mi espíritu se pregunta:

8 ¿Puede el Señor rechazar para siempre?

¿Ya no volverá a mostrarse favorable?

9 ¿Se habrá agotado para siempre su amor,

y habrá caducado eternamente su promesa?

10 ¿Se habrá olvidado Dios de su clemencia

o, en su enojo, habrá contenido su compasión?

11 Entonces dije –¡y este es mi dolor!–:

«¡Cómo ha cambiado la derecha del Altísimo!».

12 Yo recuerdo las proezas del Señor,

sí, recuerdo sus prodigios de otro tiempo;

13 evoco todas sus acciones,

medito en todas sus hazañas.

14 Oh Dios, tus caminos son santos.

¿Hay otro dios grande como nuestro Dios?

15 Tú eres el Dios que hace maravillas,

y revelaste tu poder entre las naciones.

16 Con tu brazo redimiste a tu pueblo,

a los hijos de Jacob y de José.

17 Cuando te vieron las aguas, oh Dios,

cuando te vieron las aguas, temblaron,

¡se agitaron hasta los abismos del mar!

18 Las nubes derramaron aguaceros,

retumbaron los densos nubarrones

y zigzaguearon tus rayos.

19 El trueno resonó en la bóveda del cielo,

tus relámpagos iluminaron el mundo,

tembló y se tambaleó la tierra.

20 Te abriste un camino entre las aguas,

un sendero entre las aguas caudalosas,

y no quedó ningún rastro de tus huellas.

21 Tú guiaste a tu pueblo como a un rebaño,

por medio de Moisés y de Aarón.

Meditación sobre los hechos poderosos de Dios

El salmo 77 es una meditación sobre las Antiguas proezas de Yahve en Favor de Su Pueblo, lo que expresa el gran amor que tiene a sus fieles y que nunca cambiara. Este es uno de los salmos más extensos, compuesto en 21 versículos que se les atribuye a Asaf. Las maravillas de Dios en Israel son contrapuestas con las obras de la actualidad las cuales son nulas, mostrando el abandono. El poeta se lamenta solo pero pareciera que hablara en nombre de la comunidad porque gira en torno a la situación en la que se encuentra.

El poder de los rayos en la tierra

Es triste la forma en que se recuerdan las grandes hazañas del Señor con su pueblo, y más tomando en cuenta como está hoy en día. Se hace la exigencia de una intervención divina; pero con la misma memoria de las victorias de Israel, el salmista exclama una esperanza de que las cosas vuelvan a ser tan buenas como antes pues la confianza que yace en Dios es mucho más grande que la queja. Se dice que el salmo pude  haber sido construido en la época de la babilonia cautiva, cuando Israel estaba en prueba y no había señal de liberación reciente.

El salmo 77 tiene dos estilos distintos (quizás por su tamaño), una parte que empieza desde el versículo 2 hasta el 16, se asoma el pesimismo y melancolía del salmista quejumbroso; mientras que en los versículos 17 hasta el final, el tono va cambiando parece más alegre, vivo y llamativo, además que la lírica logra destacarse. Pueda que el compositor haya querido parecer el salmo al cántico Habacuc.

¿Qué significado tienen los versículos del salmo 77?

El salmista comienza desesperado y busca ayuda de Yahvé para con su pueblo el cual está en una fase de prueba. La oración la realiza durante todo el día, incluso en la noche, para ver si así le pone fin a su sufrimiento. Meditando llega a comparar las hazañas realizadas por Dios, con el abandono actual de su cuidad. Se pregunta hasta cuando durara la situación, y si Dios se acordara del destino mesiánico que Israel prometía.

cruce del mar rojo

El salmista recrea las antiguas maravillas y reconoce que Dios es inalcanzable y siempre está creciendo sumando el hecho que los caminos de los hombres no se cruzan con los de Él porque sus aspiraciones son muy elevadas en comparación con las insignificantes humanas. No existen comunidades que puedan representar a un Dios tan grande como Yahvé, quien demostró la grandeza liberando a Israel de la esclavitud egipcia.

A partir del versículo 17 los criticos consideran que el fragmento puede ser parte o proviene de un cántico anterior como el de Habacuc. Se habla del mar rojo cuando las aguas turbias le abrieron paso a Yahvé, y de los fenómenos atmosféricos del desierto Sinaítico, tomándolos como ejemplo de que Dios crea el orden en medio de las tempestades. Los Salmos se basan generalmente en dos temas: El Rey creador del universo, y El Señor de su Pueblo.

Salmo 77
Puntúa este artículo


Quizá te interese