Salmo 43



¿Cuál es el salmo 43?

1 Júzgame, oh Dios,

y defiende mi causa

contra la gente sin piedad;

líbrame del hombre falso y perverso.

2 Si tú eres mi Dios y mi fortaleza,

¿por qué me rechazas?

¿Por qué tendré que estar triste,

oprimido por mi enemigo?

3 Envíame tu luz y tu verdad:

que ellas me encaminen

y me guíen a tu santa Montaña,

hasta el lugar donde habitas.

4 Y llegaré al altar de Dios,

el Dios que es la alegría de mi vida;

y te daré gracias con la cítara,

Señor, Dios mío.

5 ¿Por qué te deprimes, alma mía?

¿Por qué te inquietas?

Espera en Dios, y yo volveré a darle gracias,

a él, que es mi salvador y mi Dios

Plegaria pidiendo vindicación y liberación

Durante la exposición del salmo 43, el salmista David comenzaba a exclamar una declaración de ayuda, una plegaria donde pedía la intervención divina de Cristo, porque entendía que sin él no podía hacer nada. A pesar de que el diablo continuaba preparando diferentes trampas y artimañas contra su vida, su fidelidad y adoración al Señor lograba superar todas estas cosas para continuar demostrándole a todo su entorno, especialmente a sus enemigos que no soportaban la gloria y gracia del cielo que existía en su vida, con la cual el Padre celestial siempre actuaba a su favor para avergonzar a los que fraguaban maldad en su contra.

Hombre rezandole al altísimo

En diferentes ocasiones hemos sido puestos en una encrucijada muy similar a la vivida por el salmista David, en la cual la toma de decisiones se ha ce el punto fundamental para sortear las pruebas y direccionarnos a ser diferentes. Imagínate que hubiera hecho Jesús en el momento de tomar una decisión fundamental en tu vida. Este pensamiento no es para nada desproporcionado, por cuanto si cada uno de nosotros en diferentes episodios de nuestras vidas hubiésemos actuado como lo hizo el hijo de DIOS en la tierra, seguramente nos lograríamos ahorrar distintas equivocaciones que han tenido sus consecuencias hasta la actualidad.

No obstante DIOS te dice, yo soy el mismo ayer, hoy y por los siglos de los siglos y me apresuro a hacer una obra nueva en tu vida, para glorificar mi nombre, y mi poder sobrenatural en las vidas de cada uno.

¿El salmo 43 te ayuda a confiar en Dios?

En el salmo 43, el salmista David promulga su dependencia total de la acción divina en su vida, por lo que representaba la aflicción que puede tener la iglesia de Cristo en el presente. David como representante autorizado del cielo, también formaba parte de esa aflicción por cuanto ha sido uno de los mejores y más destacados adoradores que se hayan visto en la historia bíblica. En medio de este momento, David acudía a su dulce y único refugio que le daría todas las instrucciones adecuadas para hacer cumplir los designios divinos en donde se encontrara, desde su vida de joven como pastor de ovejas, hasta que llegó a ser por mucho tiempo el rey de Israel.

El salmista estaba claro que la mano de DIOS en un abrir y cerrar de ojos puede cambiar el destino de una cosa o personas, por lo que mantenía una confianza a ciegas de lo que el Padre celestial generaría en su favor.

Dios liberando a los justos de los impíos

En medio de la prueba, puedes estar confiado si realmente esperas en la intervención del único que rescata las vidas de un despeñadero y las exalta para engrandecer su nombre, por tanto se necesita una fe sobrenatural acerca de lo que DIOS puede hacer para libertar las vidas. Así como David se convirtió en el modelo terrenal de victoria, cada uno de nosotros hemos sido dotados para alcanzar grandes cosas, a través de la misericordia, el perdón de DIOS y su gracia para alcanzar grandes victorias y conquistas como lo hizo David.

Salmo 43
Puntúa este artículo


Quizá te interese