Salmo 29



¿Cuál es el salmo 29?

1 Salmo de David.

¡Aclamen al Señor, hijos de Dios,

aclamen al gloria y el poder del Señor!

2 ¡Aclamen la gloria del hombre del Señor,

adórenlo al manifestarse su santidad!

3 ¡La voz del Señor sobre las aguas!

El Dios de la gloria hace oír su trueno:

el Señor está sobre las aguas torrenciales.

4 ¡La voz del Señor es potente,

la voz del Señor es majestuosa!

5 La voz del Señor parte los cedros,

el Señor parte los cedros del Líbano;

6 hace saltar al Líbano como a un novillo

y al Sirión como a un toro salvaje.

7 La voz del Señor lanza llamas de fuego;

8 la voz del Señor hace temblar el desierto,

el Señor hace temblar el desierto de Cades.

9 La voz del Señor retuerce las encinas,

el Señor arrasa las selvas.

En su Templo, todos dicen: «¡Gloria!».

10 El Señor tiene su trono sobre las aguas celestiales,

el Señor se sienta en su trono de Rey eterno.

11 El Señor fortalece a su pueblo,

el Señor bendice a su pueblo con la paz.

Salmo de David

El salmo 29 manifiesta lo que es sin duda alguna una oración de acción de gracias al Señor a causa de todo lo que hizo en su caminar por la tierra. El salmista David tributaba al Padre eterno todo su accionar por cuanto había sido librado innumerables veces de sus enemigos y angustiadores, reconociendo que aunque era imperfecto en sus caminos, podía tener la oportunidad de ofrecer sacrificio de adoración al único que es tres veces santo. El salmista David reconocía que la voz del Señor dictaminaba la orden de los acontecimientos, cosa que en la actualidad sigue y seguirá aconteciendo por los siglos de los siglos.

El reconocimiento del poder de Dios

En el momento en que nuestras vidas se ven invadidas de diversas situaciones que afectan el accionar del poder del cielo, no hay mejor forma de combatir esta situación que con el poder de la oración, tal cual como lo hizo David, quién se atrincheró en lo secreto junto al Padre celestial, para luego recibir la recompensa en público. Cuando DIOS sale al rescate de sus hijos, cada uno de nosotros sentimos como un sentimiento de resurrección en donde todo lo que estaba desordenado comienza a ser reconstruido por el poder del todo poderoso.

¿El salmo 29 tiene poder?

Así se sintió David, porque venía de ser protagonista de diferentes momentos donde su vida fue probada para entender si comprendía el verdadero poder de DIOS en su vida. La aflicción se hizo presente para fortalecer su carácter y capacidad de respuesta ante la situación. No se apoyó en sus propias fuerzas porque sabía que sería derrotado de manera garrafal, así que dependía totalmente de la actuación del poder de DIOS para poder vencer cada una de las situaciones que se le presentaban.

En el salmo 29  David se dio cuenta una vez más que se convertía en una voz profética de esos tiempos, por lo que su relación con DIOS tenía que estar fortalecida día a día. Nunca pienses que cuando dejas de hacer cualquier otra actividad por mantenerte en oración e intimidad con el Maestro perderás tu tiempo; todo lo contrario, porque en el momento que das lugar principal a DIOS en tu vida estarás determinando el destino exitoso que DIOS tiene preparado para los hijos que mantiene su fidelidad en medio de las pruebas.

David se le reveló esta verdad en su corazón y de esta forma accionó a cumplir el plan divino en su vida, mientras DIOS iba colocando en sus caminos las conexiones que le llevarían al lugar de honra que estaba reservado para su vida.

Dios y su hijo en el cielo y en la tierra

Así como David fue promocionado en un momento clave de su vida, debes mantenerte preparado, porque en el momento que menos esperes serás promocionado, pero DIOS desea proporcionar estas bendiciones a personas que estén claras de lo que tienen como asignación. David nunca pensó en llevarse la gloria, porque entendía que los ascensos los controla DIOS. No desesperes porque lo que estás esperando llegará para avergonzar a tus enemigos y glorificar el nombre excelso de DIOS por siempre.

Salmo 29
Puntúa este artículo


Quizá te interese