Salmo 145



¿Cuál es el salmo 145?

1 Himno de David.

[Alef] Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey,

y bendeciré tu Nombre eternamente;

2 [Bet] Día tras día te bendeciré,

y alabaré tu Nombre sin cesar.

3 [Guímel] ¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza:

su grandeza es insondable!

4 [Dálet] Cada generación celebra tus acciones

y le anuncia a las otras tus portentos:

5 [He] Ellas publican sus tremendos prodigios

y narran tus grandes proezas;

6 [Vau]: Ellas publican tus tremendos prodigios

y narran tus grandes proezas.

7 [Zain] divulgan el recuerdo de tu inmensa bondad

y cantan alegres por tu victoria.

8 [Jet] El Señor es bondadoso y compasivo,

lento para enojarse y de gran misericordia;

9 [Tet] el Señor es bueno con todos

y tiene compasión de todas sus criaturas.

10 [Iod] Que todas tus obras te den gracias, Señor,

y tus fieles te bendigan;

11 [Caf] que anuncien la gloria de tu reino

y proclamen tu poder.

12 [Lámed] Así manifestarán a los hombres tu fuerza

y el glorioso esplendor de tu reino:

13 [Mem] Tu reino es un reino eterno,

y tu dominio permanece para siempre.

[Nun] El Señor es fiel en todas sus palabras

y bondadoso en todas sus acciones.

14 [Sámec] El Señor sostiene a los que caen

y endereza a los que están encorvados.

15 [Ain] Los ojos de todos esperan en ti,

y tú les das la comida a su tiempo;

16 [Pe] abres tu mano

y colmas de favores a todos los vivientes.

17 [Sade] El Señor es justo en todos sus caminos

y bondadoso en todas sus acciones.

18 [Qof] El Señor está cerca de aquellos que lo invocan,

de aquellos que lo invocan de verdad;

19 [Res] cumple los deseos de sus fieles,

escucha su clamor y los salva;

20 [Sin] el Señor protege a todos sus amigos

y destruye a los malvados.

21 [Tau] Mi boca proclamará la alabanza del Señor:

que todos los vivientes bendigan su santo Nombre,

desde ahora y para siempre.

Himno de David

El salmo 145 es una poderosa declaración de adoración y gracias de los que el Padre celestial hacía en favor del autor, por lo que una vez más queda demostrado de que lo que DIOS promete, sin importar quien se levante para poner en tela de juicio esto, se logrará cumplir para beneficiar a los hijos de luz. La alegría no cabía en el corazón del salmista debido a que una vez más el padre celestial renovaba la promesa que anteriormente enunciaba de que le libraría de cada uno de sus angustiadores y enemigos a causa de su fe incondicional que no escatimó esfuerzos en lograr agradar a DIOS a diario.

La palabra del Señor

Su objetivo siempre fue adorar y bendecir a DIOS con cada una de sus acciones, en donde se vio agradado, sorprendido, frustrado o vilipendiado, pero en todas ellas su confianza en el Padre eterno no desapareció y esa fue la llave que abrió la puerta de la bendición para las cosas que estaban por cumplirse todavía en la vida del salmista.

¿Cuál es el motivo del salmo 145?

La adoración nunca debe cesar en la vida de un hijo de DIOS porque a través de ella las obras del maligno tendrán que retroceder para no tocar la vida de cada uno de los escogidos del cielo. Además de esto, la palabra del Señor afirma que él habita en medio de la alabanza, esto quiere decir que cuanto más los hijos den toda la gloria y honor al rey de reyes y señor de señores, lograrán establecer el verdadero poder en sus vidas, el cual les hará seres intocables por Satanás, a causa de la fidelidad misma desplegada en sus vidas. El Padre eterno sabía que lo más importante era que el salmista David estaría desplegando todo lo aprendido porque deseaba prolongar el poder y el mensaje de DIOS para dejar un legado.

Desde el momento que eres escogido por el Padre celestial, no podrás escaparte de la gran misión que él ha puesto para que le representes como embajador en la tierra, ya que es esencial que aunque no lo merezca nadie, DIOS confía en cada una de las personas que escoge porque aunque sepa que en algún momento le fallarán, sabe que lograrán alcanzar la meta en cuanto al camino que hay que recorrer para lograr establecer el reino de DIOS a través de la misión encomendada, en donde conocerán latitudes y persona a las cuales el Padre celestial les ha encomendado en el camino para bendecir sus vidas y como parte de ese cumplimiento divino.

La lucha entre el bien y el mal

No esperes que otro venga y te lo cuente, porque el Padre celestial espera que seas valiente como David para aceptar en tu vida el plan que lo cambiará todo y te dejará más que satisfecho, sabiendo que así como el salmista, trabajarás para el que mejor paga. Si Jesús y David lo lograron, sintiendo las mismas tentaciones de la vida cotidiana actual, entonces no desesperes porque el favor y poder de DIOS te permitirán con gran esfuerzo vencer al mundo y ganar la corona de vida.

Salmo 145
Puntúa este artículo


Quizá te interese