Reconociendo la resurrección de Cristo



Como Católicos es nuestro deber conocer cual es la historia de Jesús y reconocerla ante nosotros mismos y ante la iglesia puesto que el se sacrificó, como hijo de Dios, para que se perdonaran todos nuestros pecados y así concedernos la vida eterna que las escrituras prometen. Saber y aceptar el hecho de la resurrección, es clave, puesto que no existe un registro en la historia de alguien capaz de hacer lo que Jesús hizo, para ello puedes repetir la siguiente oración:

Oración de la resurrección

Cristo es la resurrección, es la esperanza, el amor;

Cristo es la paz, es camino y verdad. Él es la vida.

Nos sintamos invitados a la mesa del Señor

Compartamos como hermanos el pan de comunión, el cáliz del amor.

Cristo es la resurrección, es la esperanza, el amor;

Cristo es la paz, es camino y verdad. Él es la vida.

El que come de este pan verá la eternidad, el que bebe de este cáliz verá la salvación, será virtud de Dios.

Cristo es la resurrección, es la esperanza, el amor;

Cristo es la paz, es camino y verdad. Él es la vida.

Nuestras vidas son caminos que van a la eternidad, nuestra muerte es solo un paso que acerca a la verdad.

Cristo es la resurrección, es la esperanza, el amor;

Cristo es la paz, es camino y verdad. Él es la vida.

El que cree en su palabra recibe la verdad, el que sigue su camino camina la ciudad, ciudad de eternidad.

Cristo es la resurrección, es la esperanza, el amor;

Cristo es la paz, es camino y verdad. Él es la vida.

Tal y como dicen estas palabras, Cristo es la Vida y se sacrificó por amor para que pudiésemos disfrutar de ella libres de todo pecado y por ello hay que estar agradecidos.

Reconociendo la resurrección de Cristo
Puntúa este artículo


Quizá te interese