Pentecostés: la venida del Espíritu Santo



Pentecostés es un tiempo de alegría y felicidad. Celebramos la venida del Espíritu Santo a los Apóstoles, seguidores de Jesús, quienes se reunieron en oración con la Virgen María en el Cenáculo. Tiene lugar después del Domingo de Pascua de Resurrección y da cierre al tiempo pascual en el calendario litúrgico cristiano.

¿Qué es Pentecostés?

La palabra “Pentecostés” proviene del griego “pentēkostḗ” que en español significa “quincuagésimo” o cincuenta días. Su celebración empieza justo después del Domingo de Pascua.

Este nombre comenzó a utilizarse en el período del Antiguo Testamento tardío, donde se le conocía por varios nombres: “La fiesta de las semanas”, “La fiesta de la cosecha” o “El día de las primicias”.

Posteriormente, los autores del Nuevo Testamento adoptaron este mismo término. Los judíos celebran este tiempo bajo el nombre “Shavu’ot”, hebreo que significa “semanas”.

¿Qué se celebra con Pentecostés?

En el Antiguo Testamento, se trataba de un festival de la cosecha.

Parafraseando a Deuteronomio 16: 9 -11: “Contarás siete semanas desde el momento en que la hoz comience a segar las mies… Celebrarás en honor de tu Dios la fiesta de las Semanas. En la medida de la ofrenda voluntaria que hagas estará en proporción con lo que tu Dios te haya bendecido.”

La fiesta de Pentecostés es una de las celebraciones más solemnes del año, comprende los domingos más importantes posteriores a la Pascua.

En el Nuevo Testamento los israelitas unieron esta fiesta a la Alianza en el Monte Sinaí, cincuenta días luego de la salida de Egipto.

Para la Iglesia actual, la fiesta comprende un tiempo para dar conclusión o cierre a la festividad Pascual. Por ello, se afirma que Pentecostés no es una celebración autónoma, y da lugar no sólo a la visita del Espíritu Santo, sino que busca unir estos dos momentos tan importantes para los feligreses, parte de la historia de nuestro Señor Jesucristo en la Tierra.

¿Cuándo se celebra Pentecostés?

Como se ha mencionado anteriormente, la fiesta Pentecostés está muy relacionada a la celebración de las Pascuas de Resurrección. Anteriormente era conocida como la “fiesta de las semanas” y tenía una duración de siete semanas posterior a la primera fiesta de los frutos. Siete semanas es lo equivalente a 49≈50 días, de ahí su nombre Pentecostés.

Según Ex. 32:22, se celebraba al término de la cosecha de la cebada, antes de comenzar la cosecha de trigo. Entonces, se afirma que era una fiesta cuya fecha variaba, toda vez que dependía de cuándo era el momento de la cosecha cada año.

En nuestro calendario, sería aproximadamente en mayo o junio.

¿Por qué se celebra Pentecostés?

La fiesta pentecostés reafirma la promesa de Jesús, quien aseguró enviaría al Espíritu Santo en varias oportunidades. Durante la Última Cena, Él dice a sus apóstoles… “Mi padrea les dará otro Abogado, que estará con ustedes para siempre: el espíritu de Verdad.”

Más adelante, reafirma, “Les le dicho estas cosas mientras estoy con ustedes, pero el Abogado, El Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, ése les enseñará todo y traerá a la memoria todo lo que yo les he dicho.”

Por último, vuelve a hacer la misma promesa… “Les conviene que yo me vaya, pues al irme vendrá el Abogado… muchas cosas tengo todavía que decirles, pero no se las diré ahora. Cuando venga Aquél, el Espíritu de Verdad, os guiará hasta la verdad completa,… y os comunicará las cosas que están por venir.”  Juan 16: 7 – 14.

¿Qué representa Pentecostés?

La fiesta Pentecostés es una fiesta de unión y reflexión, donde Jesucristo cumple con su promesa divina sobre la venida del Espíritu Santo a la Tierra, a curar nuestros corazones y enseñarnos sobre Dios Padre Todopoderoso. En definitiva, Jesús murió en la Cruz por nosotros, para salvar y perdonarnos del pecado, empezando por Jerusalén  y otorgarnos la vida eterna.

Pentecostés: la venida del Espíritu Santo
Puntúa este artículo


Quizá te interese