Oración de protección a nuestro Señor y María



La oración de protección para nuestro Señor y María está basada en una oración protectora, que llena de bendiciones a un grupo de personas (Bien sea que estén reunidas en una iglesia, culto, sala de oraciones o hasta en un mismo hogar). Con estas oraciones podrás pedirle a nuestro Señor Jesús que te acompañe a todos lados que camines, que te brinde la sabiduría divina que él posee, que te refugie, que te llene de paz, armonía, tranquilidad, responsabilidad, amor, entendimiento, salud y demás bendiciones que sólo él puede brindarte a través de la oración en su nombre. También puedes pedirle a la Virgen María, que con la legión de Ángeles que ella dirige, podrás ser resguardado, cuidado y protegido por ellos, gracias a las órdenes que ella misma les ha dado como misión para ti.

A continuación, te enseñaré la oración protectora hacia nuestro Señor y María.

En el nombre de nuestro Señor Jesús, a quien declaramos el único Señor y Dios; nuestro Dios en carne, el unigénito que derramó su sangre por nosotros, exigimos tu presencia Señor, te ruego que nos refugies en ti a todos los que aquí estamos, que gracias a ti no seamos recibimos con ataques, perturbaciones ni encadenamientos.

Virgen María, la más buena madre, Señora de los Ángeles, te pido que envíes tus Ángeles a cuidarnos.
Señor Jesús, cuídanos: cúbrenos con tu pechera, nuestro casco límpialo con la salvación que nos diste, la armadura justiciera, la justicia divina tuya, la correa de la verdad, la cual aceptamos con el corazón, el escudo de fe el cual consideramos tu don majestuoso. Los zapatos de nuestra responsabilidad y la proclamación de la paz, nuestra espada del espíritu que es tu palabra mi Dios.

Mi señor Jesús, cuídanos, ármanos. Tenemos confianza en la victoria sobre el príncipe del mundo, la cual convertimos en nuestra tu victoria, para que así se transforme en la victoria de todos. Tenemos confianza de que el príncipe del mundo ha sido expulsado gracias a ti, y como todo hijo en el hogar de un padre, con toda la confianza y seguridad posible, no dejaremos entrar ninguna molestia, la arrojaremos fuera en el nombre de Jesús. Amén.

Señora de los cielos y Reina soberana de los Ángeles, que se te ha otorgado la fuerza y la misión de pisotear la cabeza del diablo, te suplicamos que nos envíes tu bendita y divina Hermandad de Ángeles, con el propósito que sigan tus palabras, diciéndoles que acechen a los adversarios cercanos, desvíen sus ataques despiadados y los envíe directamente al averno. Amén.

Oración de protección a nuestro Señor y María
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese