Oración diaria de protección personal



Las oraciones de protección personal son oraciones que podemos realizar todos los días, quizás en cada entrada y salida que realicemos en nuestros hogares, con la finalidad de que seamos protegidos y refugiados por el manto celestial de nuestro Salvador Jesús, quién a través de esta oración nos permitirá ser bendecidos en cada entrada y salida de nuestro hogar, dentro y fuera de él estaremos salvos, en nuestro vehículo, en un avión, dentro de un crucero por el Mar Caribe y hasta en las vías de trenes viajando en un ferrocarril. Estemos donde estemos Jesús y su tropa de Ángeles nos bendecirán y cuidarán en todo momento.

A continuación, te enseñaré una oración diaria a protección personal.

Mi Señor y Salvador Jesús, a tu nombre y con la divinidad de tu sangre majestuosa,
bloqueamos a toda persona, acontecimientos o hechos con los que los demonios quieren herirme a través de ellos.

Con la divinidad de la sangre de Jesús, bloqueamos toda fuerza maligna
que amenace destruir en el aire, en el agua, en la tierra o en el fuego, en el subsuelo, en las satánicas fuerzas de la naturaleza, en los hoyos en llamas del infierno y en la tierra en la que hoy caminamos.

Con la divinidad de la sangre de Jesús, destruimos toda conexión y acciones del demonio.
Te lo pido mi Señor, que envíes a nuestras casas y a mi empleo a la Santísima Virgen acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael y toda la hermandad de Santos Ángeles.

Con la divinidad de la sangre de Jesús, bloqueamos toda puerta, tierra, ventanas, artefactos, paredes, columnas, pisos y el aire que respiramos y en fe pedimos que nos rodees a mí y mi familia de tu sangre preciosa.

Con la divinidad de la sangre de Jesús,  bloqueamos los lugares a los que asistiré el día de hoy, la gente con quién me toparé, las instituciones o empresas a las que entraré (nombrar cada una de ellas).

Con la divinidad de la sangre de Jesús, bloqueamos nuestro empleo espiritual y material, los tratos que realiza toda mi familia y los vehículos que poseemos, las carreteras, vías, los aires, las aguas y todo tipo de transporte que utilizaremos.

Con tu divina sangre Señor, bloqueamos todas las acciones, las palabras, sus mentes y sus corazones de los tripulantes que dirigen nuestra patria, con la finalidad de que le transmitas armonía y paz a sus corazones para que triunfen en ellos.

Te doy las gracias mi Señor por tu divina sangre y por tu valiosa vida, ya que gracias a ti hemos sidos salvados y seguimos estándolo de toda maldad.
Amén.

Oración diaria de protección personal
4 (80%) 1 vote


Quizá te interese