Oración a la madre difunta



Sobreponerse a las adversidades, enfrentar a la realidad y aceptar los acontecimientos es muy difícil para cualquier ser humano, en especial cuando se trata de la muerte de un ser tan querido, especial y tierno como es una madre que nos acobijó en su vientre durante 9 meses nos dio el ser, después de Dios, he hizo de nosotros hombres y mujeres, de principios y valores.

Es indescriptible lo que se siente, se trata de la persona más amada, la más querida, la más respetada, recuerdo que nos decía: qué, cómo, por qué y para qué, de todas las cosas, somos lo que somos porque usted nos formó y educó, madre mía.

Oración a la madre difunta

Oh padre celestial,
Oh Jesús, único consuelo
en las horas eternas del dolor.

Lloramos tu ausencia, madre mía,
en este momento de aflicción,
tanta tristeza, tanto sufrimiento,
dejas un gran vacío en nuestro corazón,
concédele el perdón de sus pecados,
pasar por la puerta de la muerte,
gozar de tu luz y la paz eterna.

Dios todopoderoso,
ponemos en tus manos amorosas
a nuestra madre, que fue llamada
en esta vida a tu presencia.
Concédele el descanso eterno
del alma en el paraíso.

Oh Madre mía, quiero decir que
fuiste la guía y norte de mi vida,
gracias a ti estamos en este mundo,
gracias a ti que nos diste el ser,
gracias a ti que nos educaste,
gracias a ti somos lo que somos,
te fuiste, partiste al cielo,
cumpliste tu misión en la vida,
ayudaste al prójimo y al necesitado,
siempre atenta y pendiente de todo,
como olvidar tantas cosas bellas, tu voz, tu risa…

Hoy Padre mío, te pido
con mucha humildad, escucha mi oración
y esté atento a la voz de mis ruegos,
enséñale el camino a mi madre,
para que esté a tu lado Señor,
llévala a descansar al reino de los cielos.

Madre mía, una flor sobre su tumba se marchita
una lágrima sobre tu recuerdo se evapora
una oración por tu alma, la recibe Dios.

Brille para ella la luz perpetua, que descanse en paz.

Amén.

Oración a la madre difunta
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese