Oración católica para las vacaciones de verano

La oración católica para la bendición de las vacaciones de verano, es una oración de petición a nuestro señor Jesucristo, hecha principalmente por la iglesia católica para sus fieles seguidores, de tal manera que bendiga todos sus días de vacaciones de verano, para que se sientan motivados y con ganas de lograr cualquier meta que se propongan en sus días libres,  bien sea ejercitarse, descansar, remodelar tu hogar, o ir en búsqueda de nuevas culturas para explorar tribus indígenas y animales extintos.

A continuación, te enseñaré la oración para las vacaciones de verano.

Señor mío, tú hablas con tus discípulos y dijisteis:
“Venid conmigo a un lugar apartado y descansad un poco”,
hoy te pido por mis vacaciones.

Los itinerarios de nuestro día a día, multiplica en nuestra vida
los quehaceres, impaciencias, agobios, trabajos y urgencias.
Necesitamos el reposo y la calma.
Necesitamos la armonía y la comunicación.
Necesitamos el cariño y el encuentro.
Necesitamos aire para nuestro cuerpo y para nuestra alma.
Necesitamos descanso y relajación.
Necesitamos las vacaciones.

Bendícenos, Señor, nuestras vacaciones.
Haz que sean días de fecundación en la vida de mi familia,
para el encuentro con nosotros mismos y con las demás personas,
para el suave golpeteo de la brisa y el diálogo,
para el ejercicio en nuestro cuerpo, que siempre nos fortalecerá,
para la lectura, que siempre nos brindará sabiduría,
para los viajes a lugares culturales que siempre nos abren caminos a nuevas costumbres,
para el gozo inigualable que colma el corazón de las personas.

Convierte nuestras vacaciones en tiempos de búsqueda,
para que sean días de oro y tengamos tiempo para ti,
para el choque culinario de nuestras descendencias cristianas,
para el espacio de oración y reflexión,
para brindar la fe y testimonios del evangelio,
para practicar tu ley divina y la de tu iglesia,
para escuchar con más paciencia tu palabra,
para estar presentes en tu mesa en el momento de la eucaristía.

Tú siempre estás cerca de nosotros.
Nuestros senderos están entrelazados con los tuyos.
Haz que en nuestras vacaciones de verano,
logremos naufragar mar adentro y encontremos gloria en ti,
a nuestro Pescador, Pastor, Salvador, Hermano, Amigo, Padre
y podamos encontrar a nuestros hermanos.
Juntos lograremos atravesar la aventura que representa nuestras vidas, siendo tú nuestro guía siempre encontraremos el camino.

En el nombre de nuestro Señor y Salvador Jesús,
hasta en los días de descanso de mis vacaciones
buscaré naufragar mar adentro.
Te necesito Señor, ayúdame en todo momento.

Amén.



Quizá te interese

(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario