Misterios gozosos: La encarnación del Hijo de Dios

«Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; el nombre de la virgen era María» (Lc 1,26-27).

«La anunciación de Maria inaugura la plenitud de “los tiempos” (Gál 4,4), es decir, el cumplimiento de las promesas y de los preparativos» (CIC, 484).

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.



Quizá te interese

(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario