Misterios dolorosos: La Coronación de espinas

Cabe destacar que la misma noche en que atraparon a Jesús, Anás y Caifás iniciaron de inmediato su juicio. Cuando terminados los interrogatorios ya estaba decidida la suerte de Jesús, luego lo entregaron a los guardias del Sanedrín para que fuese custodiado hasta que empezara su reunión al iniciar el día.

Mientras tanto, aquellos hombres que estaban preso junto a Jesús se burlaban de él, escupiéndolo y abofeteándolo e incluso lo cubrieron con un velo, preguntándole: ¡Podrás adivinar! ¿Quién te ha pegado e insultado? Esto lo hacían una y otra vez.

Pero cuando se hizo de día, estaban reunidos todos los miembros del Consejo de Ancianos del pueblo, que fueron los que condenaron a Jesús y más tarde lo llevaron ante Pilato. El Procurador romano también termino condenando a Jesús y entregándolo para que lo maltrataran, azotaran y crucificaran.

Por esa razón los soldados del procurador se llevaron a Jesús al pretorio estando junto con el toda la cohorte. Fue desnudado y luego le echaron encima un manto púrpura; después trenzaron una corona con espinas y se la colocaron sobre su cabeza. Seguidamente en su mano derecha le pusieron una caña, todo esto con el fin de humillarlo “¡Salve, Rey de los judíos!” después de todo eso le quitaron el manto, le devolvieron sus ropas y lo crucificaron.

«Entonces los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la cohorte. Lo desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura y, trenzando una corona de espinas, se la pusieron sobre la cabeza, y en su mano derecha una caña, y doblando la rodilla delante de él, le hacían burla diciendo: “Salve, Rey de los judío”». (Mt 27, 27-29)
«El amor hasta el extremo es el que confiere su valor de redención y de reparación, de expiación y de satisfacción al sacrificio de Cristo. Nos ha conocido y amado a todos en la ofrenda de su vida» (CIC, 616).

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.



Quizá te interese

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario