Los 10 mandamientos de las embarazadas

El embarazo es una etapa llena de misterios, grandes emociones y una buena serie de cambios físicos y emocionales que precisan de cuidados especiales para conseguir que esta etapa sea sana y equilibrada. Por tanto, es preciso tanto si se trata de un embarazo a temprana edad o de una gestación regular acudir a ciertas consideraciones para que todo salga de la forma más favorable posible.

Si bien un profesional de la salud será el encargado de personalizar las indicaciones de acuerdo a las características específicas de la maternidad, ofrecemos a continuación una serie de consejos que seguramente podrán orientar bastante.

10 Recomendaciones básicas para embarazadas

  1. Alimentación adecuada. Es un aspecto básico y determinante para que la madre y el bebé lleven un buen proceso, es así como se sugiere una dieta rica en fibra, verduras y libre de carnes crudas o embutidos. Algunos suplementos como por ejemplo el ácido fólico resultan grandes herramientas para asegurar el adecuado desarrollo del feto.
  2. Abundante hidratación. Los líquidos son imprescindibles para mantenerse en buen estado, el agua por supuesto es el mejor recomendado aunque las infusiones y zumos no se quedan atrás.
  3. Actividad física. Un entrenamiento moderado y supervisado sin duda es una gran alternativa para fortalecer músculos y liberar estrés.
  4. Descanso adecuado. Es normal que las embarazadas necesiten dormir un poco más, lo más sano es hacerlo de costado sobre el lado izquierdo.
  5. Acudir al médico. La gestación precisa de controles médicos mensuales que se ocupen de verificar las necesidades y buena evolución, esto es algo que sencillamente no puede ser sustituido.
  6. Cuidar el bienestar emocional. Estos meses pueden otorgarle cierta sensibilidad a la mujer, por tanto precisa de mucho apoyo y acompañamiento para explorar sus estados de ánimo y mantener una actitud positiva.
  7. Cero hábitos nocivos. Hay que decir no a sustancias perjudiciales como el alcohol, el cigarrillo y demás tipos de drogas, no es tiempo para pasársela de fiesta y exponiéndose a peligros.
  8. Controlar la carga de trabajo. Por supuesto que una embarazada puede tener una vida laboral, el secreto es que sea mesurada y que le permita hacer pausas para relajarse un poco. No debe generar preocupaciones ni angustias.
  9. Prestar atención a la piel. Las alteraciones hormonales pueden generar fácilmente estrías, manchas y falta de hidratación así que es necesario acudir a productos para manejar estos cambios.
  10. Disfrutar la pareja. Si se tiene un compañero sentimental es bueno no perder de vista que siguen siendo pareja y que necesitan tiempo juntos en los que no se hable exclusivamente del bebé.

 

 



Quizá te interese

(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario