Virgen del Rayo



En el mundo del catolicismo se encuentran diferentes vírgenes y santos a los cuales las personas les tienen muchísima fe y devoción, lo que se debe a que estas advocaciones han logrado realizar o conceder milagros a las personas mas necesitadas, ya que solo conceden milagros a aquellas personas puras de corazón que oran y que pueden ayuda con los deseos mas sinceros y con la mejor de las intensiones y una de las más conocidas advocaciones en el catolicismo es la Virgen del Rayo, la cual realmente milagrosa y poderosa.

Historia y Origen de la Virgen del Rayo

La Virgen del Rayo tiene una historia realmente corta pero muy cautivadora, la cual se basa en la tradición y la misma se enfoca en la leyenda de que un día cayo un rayo sobre la Virgen del Rosario que se encontraba en el convento dominico femenil de Jesús María de Guadalajara, lo cual sucedió en la madrugada del día 13 de agosto del año 1807.

Cuando cayó el rayo, las hermanas dominicas se acercaron a la imagen y descubrieron que la misma había quedado destrozada en la portería del convento, el cual era el lugar en la que esta imagen había sido ubicada temporalmente.

Virgen del Rayo

Virgen del Rayo historia

Cuando las hermanas revisaron la imagen se percataron de que la imagen de la virgen había quedado completamente, pero también se sorprendieron al ver que la imagen del Niño Dios, a quien la virgen tenia cargado en sus brazos, no había sufrido ningún tipo de daño, quedando completamente intacta al igual que las monjas, quienes tampoco habían sufrido ningún tipo de daño. Las monjas de este convento dominico habían quedado realmente agradecidas con la virgen y en muestra de su agradecimiento, las monjas celebraron con alabanzas y misas a esta virgen, al igual que decidieron devolver la imagen al lugar en el cual estaba dentro de la iglesia.

Virgen del Rayo origen

Un 18 de agosto una de las religiosas se encontraba en un estado grave de salud, por lo que se decidió que se trasladara la imagen quemada al dormitorio de aquella religiosa mientras se perfilaba una nueva tormenta que estaba siendo anunciada por las nubes y según el testimonio de un de las monjas, en un momento la imagen quemada comenzó a iluminarse y también comenzaron las religiosas a entonar la oración de Magnificat cuando de repente cayó un relámpago que ilumino la distancia durante varios minutos y mientras esto sucedía, un color rosado apareció en el rostro de la virgen, la cual se restauro milagrosamente, por lo que también fueron testigos de este maravilloso hecho del canónigo de la iglesia y de el canónigo José María Gómez, quien era el obispo electo de la ciudad de Michoacán, quien desgraciadamente murió al ser consagrado.

La Virgen del Rayo puede ser una de las menos conocidas
en algunas partes del mundo, pero en Michoacán, en
Guadalajara, en Querétaro, en Puebla, en Cuyoaco, en Orizaba, en Durango,
en Ciudad Lerdo, en Buenavista de Cuéllar y en Saltillo Cuahuila
es una de las vírgenes con mayor cantidad de creyentes y seguidores.

Oración a la Virgen del Rayo

Dios te salve Virgen Santísima del Rayo
a quien amamos después de Dios,
con toda la ternura de nuestro corazón,
enternecidos admiramos la extraordinaria
y prodigiosa hermosura de esta tu sagrada imagen,
que atrae hacia tí irresistiblemente todos
los corazones, pues el Señor se ha dignado hacerte
el conducto por donde se nos dispensan innumerables
gracias y beneficios a todos los mortales.

Por eso, llenos de confianza, venimos a postrarnos ante tus plantas para pedirte el remedio en todas nuestras necesidades, pues Tú eres la madre de la misericordia y del amor, la distribuidora de la gracia y el perdón después de Jesucristo.

Virgen del Rayo
5 (100%) 1 vote


Quizá te interese