3. Santificarás las fiestas

Claramente en el tercer mandamiento dice; “Santificar las fiestas” Este valioso mandamiento nos exhorta a oír la misa entera cada domingo y sobretodo no trabajar en dicho día, porque es sagrado. El que trabaja un domingo está cometiendo pecado si se lo hace sin tener una grave necesidad, siendo incluso un trabajo material y cansador sin tener nada que ver con Dios.

Por ejemplo; no es pecado el trabajo el día domingo si nos toca un turno ese día, pero sí es fijo cada domingo pudiendo tener otro trabajo, nunca podríamos obedecer al tercer mandamiento.

No se considera pecado realizar tareas como: barrer, cocinar, comprar, lavar el auto, hacer las tareas del colegio, curar a un enfermo, leer, tocar instrumentos, escribir, jugar, pintar, cantar etc. Todo lo que se haga con el fin de ser una distracción y que no nos canse, como para luego enfrentar la semana con buena actitud es válido.

Lo mas recomendable para realizar ese día son; buenas obras como asistir a Misa, leer la Santa Biblia o algún otro tipo de libro religioso, visitar a los enfermo o persona necesitada, dar limosna a quien la necesite, evitar cualquier cosa que nos lleve a pecar. Simplemente para los católicos el día de descanso es el día domingo porque fue cuando sucedió la resurrección de Jesús.

TERCER MANDAMIENTO:
SANTIFICARÁS LAS FIESTAS

  1. ¿Por qué Dios «ha bendecido el día del sábado y lo ha declarado sagrado» (Ex20,11)?

Dios ha bendecido el sábado y lo ha declarado sagrado, porque en este día se hace memoria deldescanso de Dios el séptimo día de la creación, así como de la liberación de Israel de la esclavitud de Egipto y de la Alianza que Dios hizo con su pueblo.

  1. ¿Cómo se comporta Jesús en relación con el sábado?

Jesús reconoce la santidad del sábado, y con su autoridad divina le da la interpretación auténtica: «El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado» (Mc 2, 27).

  1. ¿Por qué motivo, para los cristianos, el sábado ha sido sustituido por el domingo?

Para los cristianos, el sábado ha sido sustituido por el domingo, porque éste es el día de la Resurrección de Cristo. Como «primer día de la semana» (Mc 16, 2), recuerda la primera Creación; como «octavo día», que sigue al sábado, significa la nueva Creación inaugurada con la Resurrección de Cristo. Es considerado, así, por los cristianos como el primero de todos los días y de todas las fiestas: el día del Señor, en el que Jesús, con su Pascua, lleva a cumplimiento la verdad espiritual del sábado judío y anuncia el descanso eterno del hombre en Dios.

  1. ¿Cómo se santifica el domingo?

Los cristianos santifican el domingo y las demás fiestas de precepto participando en la Eucaristía del Señor y absteniéndose de las actividades que les impidan rendir culto a Dios, o perturben la alegría propia del día del Señor o el descanso necesario del alma y del cuerpo. Se permiten las actividades relacionadas con las necesidades familiares o los servicios de gran utilidad social, siempre que no introduzcan hábitos perjudiciales a la santificación del domingo, a la vida de familia y a la salud.

  1. ¿Por qué es importante reconocer civilmente el domingo como día festivo?

Es importante que el domingo sea reconocido civilmente como día festivo, a fin de que todos tengan la posibilidad real de disfrutar del suficiente descanso y del tiempo libre que les permitan cuidar la vida religiosa, familiar, cultural y social; de disponer de tiempo propicio para la meditación, la reflexión, el silencio y el estudio, y de dedicarse a hacer el bien, en particular en favor de los enfermos y de los ancianos.



Quizá te interese

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario