Salmo 59



¿Cuál es el salmo 59?

1 Del maestro de coro. «No destruyas». De David. Mictán. Cuando Saúl dio orden de vigilar su casa para matarlo.

2 Líbrame de mis enemigos, Dios mío,

defiéndeme de los que se levantan contra mí;

3 líbrame de los que hacen el mal

y sálvame de los hombres sanguinarios.

4 Mira cómo me están acechando:

los poderosos se conjuran contra mí;

sin rebeldía ni pecado de mi parte, Señor,

5 sin culpa mía, se disponen para el ataque.

Despierta, ven a mi encuentro y observa,

6 Señor Dios de los ejércitos, Dios de Israel:

levántate para castigar a las naciones,

no tengas compasión de los traidores.

7 Vuelven al atardecer, aullando como perros,

y recorren la ciudad.

8 Mira cómo sueltan sus lenguas,

hay puñales en sus labios,

y dicen: «¿Quién nos va a oír?».

9 Pero tú, Señor, ríes de ellos

y te burlas de todos los paganos.

10 Yo miro hacia ti, fuerza mía,
porque Dios es mi baluarte;

11 él vendrá a mi encuentro con su gracia

y me hará ver la derrota de mis enemigos.

12 Quítales la vida, Dios mío,

y que mi pueblo no lo olvide:

dispérsalos y derríbalos con tu poder,

tú, Señor, que eres nuestro escudo.

13 Cada palabra que pronuncian

es un pecado en su boca;

¡queden atrapados en su orgullo,

por las blasfemias y mentiras que profieren!

14 Extermínalos con tu furor,

extermínalos y que no existan más:

así se sabrá que Dios gobierna en Israel

y hasta los confines de la tierra.

15 Vuelven al atardecer,

aullando como perros,

y recorren la ciudad:

16 vagan en busca de comida;

mientras no se sacian, siguen ladrando.

17 Pero yo cantaré tu poder,

y celebraré tu amor de madrugada,

porque tú has sido mi fortaleza

y mi refugio en el peligro.

18 ¡Yo te cantaré, fuerza mía,

porque tú eres mi baluarte,

Dios de misericordia!

Del maestro de coro. «No destruyas». De David

En el salmo 59 el salmista David reconocía por enésima vez su dependencia del Reino de los cielos, cuando aseguraba que no había ninguna otra fuente de justicia, porque estaba totalmente seguro de que solo en DIOS encontraba el refugio y la paz verdadera, por cuanto se habían levantado sus enemigos de manera flagrante, conspirando contra su vida y además colocando en tela de juicio el poder de DIOS en la tierra. A todo ello el salmista David se preocupó por las aseveraciones hechas por estas personas, debido a que no existe nadie en la tierra ni debajo de ella que pueda colocar en duda la soberanía y poder excelso de DIOS.

El Rey David

En este sentido el salmista sabía que cada uno de ellos hacía estas afirmaciones desde su naturaleza humana que se reconocía alejada de DIOS, además de contar con un corazón de piedra. Cuando se habla de un corazón de piedra, es preciso definirlo como un tipo de corazón que no está alineado a los principios de Cristo y a su vez no tiene amor por nada ni nadie, porque donde no existe la intervención del amor de DIOS no puede haber seres que practiquen el principio más importante del Padre celestial y de su palabra como lo es el amor.

¿Qué comprendió David en el salmo 59?

DIOS desea que cada día le permitamos actuar en nuestras vidas para no pensar ni actuar con el racionamiento humano porque haciendo esto, alejamos la bendición de nuestras vidas, y nos conducimos a un despeñadero del cual solamente la intervención divina del Padre celestial nos puede sacar para darnos la verdadera paz y la vida eterna. Puede que en este momento te encuentres en una situación parecida a la vivida por el salmista David, pero en medio de ello DIOS confía en que tú puedas creer en su poder infinito y su intervención que en el momento en que la determinamos en nuestras vidas, podemos comenzarla a vivir mientras nuestra fe esté totalmente cimentada en la roca que es Cristo Jesús.

Cabe destacar de este texto que el salmista David se sentía diferente, tal cual como lo es un hombre extranjero, que no se siente adaptado al sistema y entorno que lo rodea, por lo que desde ese momento tendrá el deseo máximo de regresar a su tierra natal para lograr sentirse a gusto con lo que ama. Si has logrado salir de tu país de origen entonces en algún momento te habrás sentido de esta manera, porque nuestras raíces, amigos, familiares, costumbres son cosas que no podemos dejar así de fácil.

Oración pidiendo ser librado de los enemigos – Salmo 59

En el salmo 59, el salmista David había comprendido que estaba puesto dentro de un sistema malvado y corrupto para lograr marcar diferencia y levantar la bandera de la vida y la justicia que solo la tiene Cristo Jesús. David estaba puesto como un embajador del cielo en la tierra, el cual debía comulgar con algunas cosas que vivía, pero su objetivo real era establecer el gobierno de DIOS y su justicia desde la esfera de poder que dominó, y vaya que lo logró en gran manera.

Salmo 59
Puntúa este artículo


Quizá te interese