Salmo 52



¿Cuál es el salmo 52?

1 Del maestro de coro. Poema de David.

2 Cuando el edomita Doeg vino a avisar a Saúl, diciéndole: «David ha entrado en casa de Ajimélec».

3 ¿Por qué te jactas de tu malicia,

hombre prepotente y sin piedad?

4 Estás todo el día tramando maldades,

tu lengua es como navaja afilada,

y no haces más que engañar.

5 Prefieres el mal al bien,

la mentira a la verdad;

6 amas las palabras hirientes,

¡lengua mentirosa!

7 Por eso Dios te derribará,

te destruirá para siempre,

te arrojará de tu carpa,

te arrancará de la tierra de los vivientes.

8 Al ver esto, los justos sentirán temor

y se reirán de él, diciendo:

9 «Este es el hombre que no puso su refugio en Dios,

sino que confió en sus muchas riquezas

y se envalentonó por su maldad».

10 Yo, en cambio, como un olivo frondoso

en la Casa de Dios,

he puesto para siempre mi confianza

en la misericordia de Dios.

11 Te daré gracias eternamente

por lo que has hecho,

y proclamaré la bondad de tu Nombre

delante de tus fieles.

Del maestro de coro. Poema de David

En el salmo 52 se daba otro texto de confrontación que DIOS les colocaba a los hombres para ver si estos estaban comprendiendo a qué lado del curso histórico se iban, ya que la biblia es clara cuando asegura que no existe nada ni nadie en todo el universo que pueda soportar la gloria y presencia de DIOS, por lo que a pesar de que intenten hacer lo que sea, no lograrán quebrantar la soberanía y gobernabilidad del único y verdadero DIOS viviente por los siglos de los siglos. David comprendía totalmente esta verdad desde el principio de su vida, pero se le reveló en el momento donde con una lanza y una piedra derribó al gigante Goliat.

David derrotó a el Gigante Goliat

La lógica invitaba a pensar que David estaba loco al aceptar un reto tan mayúsculo que era defender a toda una nación, ante un individuo que nunca había perdido una batalla; ni siquiera tenía espada ni armadura, por lo que estaba viviendo sus últimos segundos de vida; pero cuando el Padre celestial entrega una promesa no habrá nada ni nadie que coloque en tela de juicio lo que él dice, por lo que David creyó en su refugio y logró hacer historia en la historia universal, dando una gran lección hasta nuestros días en donde todos se deben rendir totalmente ante el rey de reyes y señor de señores, porque en un abrir y cerrar de ojos puede cambiar el destino de su vida para bien o para mal.

¿Qué interpretaciones nos deja el salmo 52?

Ante una sociedad corrompida por la corrupción y el pecado en general, es necesario que se levanten hombres y mujeres valerosos que puedan desarrollar las mismas características del salmista David, que logró un éxito rotundo en su vida porque desde un principio se la entregó al dador de la vida, acción de la que nunca tuvo que arrepentirse. Si hablamos de arrepentimiento, los que debemos arrepentirnos a diario somos cada uno de los habitantes de la tierra porque fallamos a cada rato ante DIOS, cosa que él no tolera, porque su palabra dice que aborrece al pecado pero ama al pecador, y como ese amor es incondicional, utilizará diversos elementos y situaciones en la vida para hacernos corregir nuestra vieja manera de vivir, con el objetivo de dar un giro de 380 grados y pasar a una nueva carrera en la que a través de la obediencia y fidelidad al Padre eterno la victoria estará asegurada.

David en la casa de Abimelec

Una de las interpretaciones que nos deja este salmo 52 es que DIOS califica a los que no obedecen sus instrucciones como personas necias, es decir individuos que en muchos casos reinciden en lo mismo y cumplen lo dicho en el nuevo testamento donde la palabra asegura que el que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es pecado. David pudo colocar en práctica esto porque él sabía hacer lo bueno ante los ojos de DIOS, y a pesar de sus grandes fallas, él se determinó a cumplir lo bueno y de esta manera darle un destino profético a su vida.

Salmo 52
Puntúa este artículo


Quizá te interese