Salmo 46



¿Cuál es el salmo 46?

1 Del maestro de coro. De los hijos de Coré. Para oboes. Canto.

2 Dios es nuestro refugio y fortaleza,

una ayuda siempre pronta en los peligros.

3 Por eso no tememos, aunque la tierra se conmueva

y las montañas se desplomen hasta el fondo del mar;

4 aunque bramen y se agiten sus olas,

y con su ímpetu sacudan las montañas.

El Señor de los ejércitos está con nosotros,

nuestro baluarte es el Dios de Jacob.

5 Los canales del Río alegran la Ciudad de Dios,

la más santa Morada del Altísimo.

6 Dios está en medio de ella: nunca vacilará;

él la socorrerá al despuntar la aurora.

7 Tiemblan las naciones, se tambalean los reinos:

él hace oír su voz y se deshace la tierra.

8 El Señor de los ejércitos está con nosotros,

nuestro baluarte es el Dios de Jacob.

9 Vengan a contemplar las obras del Señor,

él hace cosas admirables en la tierra:

10 elimina la guerra hasta los extremos del mundo;

rompe el arco, quiebra la lanza

y prende fuego a los escudos.

11 Ríndanse y reconozcan que yo soy Dios:

yo estoy por encima de las naciones,

por encima de toda la tierra.

12 El Señor de los ejércitos está con nosotros,

nuestro baluarte es el Dios de Jacob.

Del maestro de coro. De los hijos de Coré. Para oboes. Canto

El salmo 46 expresa una vez más una declaración de rendición total a Dios por parte del salmista David quien de esta manera se sentía no apto para acercarse a DIOS, pero a pesar de ellos su adoración hacia el Padre eterno no pasaba desapercibida, por cuanto desde el cielo se hacía fiesta cada vez que este hombre se rendía totalmente al creador de los cielos, porque se sabía en sobremanera que en aquel hombre se encontraba una fidelidad como nunca se había registrado en tiempos recientes, y a su vez un corazón que fue considerado a la altura y medida de lo que DIOS está buscando.

Dios escuchando al angustiado sin importar el momento

El caso de su corazón lo hacía mucho más grande en el cielo porque la biblia dice sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida, siendo esto una gran verdad, ya que lo de mayor interés para DIOS en la vida de un servidor e hijo suyo es la pureza de corazón que este pueda tener.

El salmista David se encargaba de ofrecer un sacrificio genuino de adoración a través de cada uno de esos versos que exaltaban la persona de Cristo, y a su vez determinaba lo que realmente es el Padre celestial, y pese a que se quedaba muy corto aseguraba que es quien controla los tiempos, la vida de cada una de las personas, quien controla lo que pasa incluso en las guerras, siendo esto importante, ya que en medio de estas, siempre existirá un país que intentará sublevar a los demás a sus desigQnios, lo cual el Padre celestial aborrece porque él no comparte su gloria con nadie. Ante esta realidad debes saber que cada acción que eleves en adoración al Rey de reyes no será en vano si la realizas con un corazón contristo y humillado.

¿Qué exalta el salmo 46?

Cuando nuestras vidas se disponen en dejar de lado los malos caminos y aceptar a la persona de Cristo como único salvador de nuestras vidas, ocurre un nuevo nacimiento en nuestro interior, porque el pasado que se traducía en aquel viejo hombre perdido en deleites y vanidades muere, mientras comienza a aflorar una nueva vida con sentimientos, pensamientos, todo un ser en general reseteado para comenzar de cero una nueva película; la película más emocionante de la vida donde DIOS y tu son los protagonistas, y juntos deberán sortear diversas circunstancias para lograr obtener el galardón y ese final que esperas de la película en la que Cristo se convierte en el mejor director y guionista para llevar nuestra vida a puerto seguro.

Dios es nuestro amparo y fortaleza – Salmo 46

El salmo 46 también es conocido en la actualidad por cuanto se profesa en la liturgia de ascensión de Cristo, y con sus poderosos versos se encarga de exaltar y magnificar al eterno único y verdadero DIOS, quien saca nuestras vidas de lo más profundo del hoyo, para trasladarla a una vida donde la ayuda, gloria y manifestación del poder de DIOS marcará tendencia como lo hizo en el salmista David, durante su temporada terrenal.

Salmo 46
Puntúa este artículo


Quizá te interese