Rezo Infalible a San Antonio



Todo lo que pidamos en nombre de Dios, todo llegará sin duda alguna a sus oídos, pero debe ser una oración sincera y honesta, donde expongamos nuestra necesidad o agradecimiento, sin desconfianza  y totalmente apegados a sus mandamientos.

San Antonio de Padua, en estos casos es una mano amiga que se extiende para ayudarnos. El con todo su amor, lleva nuestra petición a los oídos impecables y santificados de nuestro amado Padre, y es gracias a su intersección que alcanzamos la gloria de Dios, un momento espectacular cuando estamos sedientos de su amor.

A continuación el Rezo infalible a San Antonio:

¡Oh glorioso San Antonio!,

Espejo de la santidad y clara fuente de inspiración eterna y fraterna,

Tus suaves pasos, tu silencio prudente, la claridad de tus actos y la paz que repartes,

Tú que lealmente serviste a nuestro amado y salvador Padre, que siempre tuviste una oración predicando su palabra,

Trece años que en el monte oraste sin cesar, oraste incansablemente, conocedor de la gracia de Nuestro Señor,

Por la revelación para liberar a tu padre de infamias y acusaciones falsas,

Te imploro que me ayudes si por algún momento atravieso por una situación similar,

Que la justicia se manifieste y mi espíritu y cuerpo no se vean afectados,

Escúchame te lo imploro, (hacemos nuestra petición).

Sin igual y clara majestad, que acudiste a mi llamado,

Santo y entrañable afecto de Dios, donde no cabe por ningún momento ni la traición ni el dolor,

Cuando todos los que en ti nos hemos refugiado y acudido,

Nos hacemos eco de tu favor y multiplicamos la devoción que en el mundo a ti se te concede,

Reconociendo tu leal labor,

San Antonio de Padua, santo por siempre y santo glorioso de mi corazón.

Terminamos esta hermosa oración con un Credo y un Padre Nuestro, infundiendo nuestro mayor amor en cada palabra que emitimos en honor a Dios.

Rezo Infalible a San Antonio
Puntúa este artículo


Quizá te interese