Oración a San Alejo para apartar a Malos Vecinos



En cada vecindario están los típicos vecinos que están pendientes de la vida ajena, que viven su día a día criticando al prójimo. Este tipo de vecino puede llegar a ser metiche, irrespetuoso y, a veces, acosadores. Hay muchísimas soluciones para poder irte lejos de ellos, o que ellos se vayan lejos de ti. Varias de estas soluciones no son lo suficientemente efectivas como para realizar dicho querer.

Una vía bastante práctica y muy íntegra es por medio de una oración a San Alejo. Este santo te ayudará a retirar de tu vida a esas personas que viven cerca de ti, y se la pasan molestándote día tras día.

¡Oh!, Beatífico San Alejo,

Que luego de treinta y cuatro años

De la más inclemente penitencia,

Alcanzaste por manifestación del cielo,

El día de tu venturoso fallecimiento,

Escuchar esas apacibles palabras:

“Siervo devoto y caritativo,

Ingresa en deleite de tu Señor”

Haz que a plagio tuyo

Aflija todas mis pasiones

Y trate de copiar tus grandiosas

Y épicas virtudes,

Para que de este modo conseguir

Tu eficaz arbitraje,

La gentileza de desviar los espíritus perversos

Que deseen trastornar mi ser.

Pretendo que mediante Dios, nuestro Superior

Rebase la gracia de no ser seguido

De los maléficos vecinos,

Ni acosado por los enemigos;

Que sean separados de donde yo me encuentre.

Santo Domingo Enérgico,

Santo Domingo Eterno,

Cúbrenos de toda malicia.

Pues Alejo, eres tan heroico

Como el sitial del Señor,

Alejo Santo compasivo, lógrame el favor.

Creo, creo, creo,

Que sucumbiste en un cuchitril húmedo

De tu ajustada casa,

Estabas dormitando en el suelo rígido,

Ni una lamentación emitías

De cena agradable

Alejo, Santo Misericordioso.

Esta honradez está afirmada

Por tu integridad a través de Dios Nuestro Padre.

Quien la utilizare y atribuyese

No sucumbirá de repente y estará libre

De todo padecimiento infeccioso

Y aparta todas las desdichas del hogar.

Amén.


Quizá te interese