Oración para comenzar el día



Emprender un camino espiritual apegado a los designios de Dios, se basa en un cambio en nuestra manera de hacer las cosas, ya que si estamos en pecado, debemos despojarnos del hombre viejo y revestirnos del hombre nuevo. Donde el pecado ya no exista, y tengamos como decisión para nuestra vida, seguir a Dios y hacer su voluntad.

La Oración de la mañana, nos transporta y transforma, nos conduce desde tempranas horas por el camino divino. Quizás sintamos tentación para  caer en el pecado, pero al tener en nuestros pensamientos, obras y palabras a nuestro Amado Padre, podremos salir victoriosos y sentirnos privilegiados de su amor infinito y verdadero.

A continuación la Oración para comenzar el día:

Señor creador del cielo y la tierra,

Dueño de todo cuanto en ella existe,

Huésped de nuestros corazones y prenda de amor divino,

Grande y único, sendero de bien y de bondad,

De incontables sufrimientos y dolores que tuviste que sentir,

Para salvarnos del pecado y sumisamente lo aceptaste.

Cerramos nuestros ojos y con la  mayor sinceridad, nos encomendamos para comenzar el día y rezamos un Padre Nuestro y tres Ave María, como alimento espiritual y eterno.

Tú que vives y reinas en los cielos,

Tú que lo inspiras y los mueves todo,

Que sin tu  consentimiento ni un pétalo de una flor se mueve,

Gobernador justo y majestuoso con su gran amor,

Dígnate bendecir al comenzar este nuevo día,

Y que ni los enemigos, ni el pecado, ni las tentaciones,

Puedan posarse en mi, pues tu eres mi puerta y mi refugio,

Por tu gran bondad a ti acudo,

Escúchame y favoréceme

Por los Siglos de los Siglos,

Amén.

Oración para comenzar el día
Puntúa este artículo


Quizá te interese