Oración de Bautizo para niños



Oh Dios mío, Padre Celestial, que gran alegría se siente cuando se le va a realizar el bautizo (nombre del niño), son días de ajetreo en los preparativos por muy sencillos que se hagan, hay que saber escoger a los padrinos, que a la final se van a convertir según la santa iglesia en sus protectores, en caso de faltar uno o los dos padres.

Señor, nuestros corazones están erguidos, llenos de alegría por tan gran acontecimiento en la vida de “nombre del niño”, ya que como usted bien lo sabe, empezará a transitar el camino de la espiritualidad, se va a depurar y liberar del pecado original.

Oración de Bautizo para niños

Escucha, oh Dios mío
la oración y la voz de mi corazón.
Vengo a tu templo a presentarte a mi hijo
(nombre del niño).
Es el fruto del amor más puro y bello que exista,
enséñale el camino para que tome conciencia
y sepa lo que significa ser liberado del pecado
a través del santo sacramento
como lo es un Bautizo.

Padre,
En su desarrollo de adolescente
siembra en su mente conciencia y fe,
que permite elevar su espiritualidad
y ayude al prójimo, a los necesitados,
que no dude en estrecharle la mano al débil.

Señor, siempre ponte de su lado
extiende tu mano, transmítele tu positiva energía,
auméntale la conciencia sobre los grandes problemas
que existen en el mundo,
las grandes desigualdades, la corrupción,
la pobreza, la inseguridad.

Dios Padre celestial,
hoy estamos felices porque (…)
recibió a Jesucristo como su guardián,
su camino, su redención.

Padre mío, ayuda a (…)
para que mantenga la constancia,
la honestidad, la sinceridad,
el respeto a sus semejantes,
los principios morales y éticos,
que tú, mi Señor, nos otorgas,
para que, de tal manera, sea un hombre de bien.

Señor, sabemos que no hay ninguno
que se asemeje a ti,
porque tú eres omnipotente, omnipresente, omnisciente.
Por esos motivos, ponemos en tus manos a (…)
para que hagas de él un excelente ser,
que sepa discernir entre el bien y el mal,
entre la claridad y la penumbra.

Sempiterno Dios,
que sus ojos, mente, oídos y extremidades
sean consagradas por ti.
Señor mío,
te ruego por su salud,
por la de sus padres,
por la de sus padrinos de bautizo,
por sus hermanos
y por todos sus familiares
que hacen presencia en este acto sagrado,
para que sus lazos se fortalezcan y estén más unidos
por intercesión de ti, mi Señor.

Amén.


Quizá te interese