Misterios luminosos: La Transfiguración

En Cesárea en Filipo, ubicado al norte de Palestina, el discípulo Pedro dijo a Jesús que él era el Cristo, el Hijo de Dios vivo. Y seguidamente Jesús le prometió a Pedro ser el Primado de la Iglesia. Desde entonces Jesús a manifestó a sus discípulos que Él tenía que ir a Jerusalén a padecer de la mano de los ancianos, los sumos sacerdotes y escribas, para ser matado y resucitado al tercer día.

A los días después, Jesús tomó a Pedro a Santiago y a Juan, llevándolos aparte en un monte alto. Y luego se transfiguró delante de ellos: su rostro cambio y se puso brillante como la luz del sol y sus vestiduras se volvieron blancas.

Luego se aparecieron Moisés y Elías, San Lucas hace énfasis que hablaban de su muerte, que se iba a llevar a cabo en Jerusalén. Pedro luego tomó la palabra diciéndole a Jesús: «Señor, ¡qué hermoso es estarnos aquí! Si quieres, haré tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías».

El todavía seguía hablando cuando en ese momento una nube luminosa el abrazo con su sombra, y de la nube se escuchaba una voz que dijo: «Éste es mi Hijo, el predilecto, en quien me complazco escúchenle». Al escuchar esa voz los discípulos cayeron con el rostro en tierra con miedo.

Pero Jesús, se le acerco a ellos, los tocó diciéndoles que se levantaran, pero para cuando alzaron los ojos no vieron a nadie, únicamente a Jesús solo.

«Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llevó aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz» (Mt 17, 1-2).

«Por un instante, Jesús muestra su gloria divina, confirmando así la confesión de Pedro. Muestra también que para “entrar en su gloria” (Lc 24, 26), es necesario pasar por la Cruz en Jerusalén» (CIC, 555).

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.



Quizá te interese

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario