Misterios luminosos: El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión

En el libro de San Marcos nos dice que Jesús, al enterarse que Juan el Bautista fue entregado a Herodes Antipas, dejó Judea trasladándose a Galilea, donde proclamaría las Buenas Nuevas de Dios «Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva». Estas son las palabras que describe, el poderoso contenido de la predicación de la salvación de Jesús.

Hablaba sobre el Reino de Dios, su llegada y lo trae consigo para los hombres, esto  forman parte  del tema fundamental de las «Buena Nueva» o como se le conoce en el mundo «Evangelio» de Jesús.

Por esa razón es que el mensaje de la llegada del Reino de Dios,  exige un requisito fundamental a los hombres; el cual es la conversión total. La conversión y la fe forman un solo acto, es mas como una determinada religiosa ante Dios.

San Mateo, nos dice que Jesús comenzó a predicar diciendo: «Convertíos, porque el Reino de los cielos ha llegado»; y también añade que el recorría toda Galilea, enseñando en las  sinagogas, primeramente en la proclamación de la Buena Nueva del Reino e incluso estaba curando toda enfermedad y dolencia en el pueblo.

De esta forma su fama se extendió por todos lados, y después le siguieron multitudes.

“El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio”. (Mc 1, 15)

“Todos los hombres están llamados a entrar en el Reino. Anunciado en primer lugar a los hijos de Israel, este reino mesiánico está destinado a acoger a los hombres de todas las naciones” (CIC, 543).

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.



Quizá te interese

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario