Letanías al Espíritu Santo



No debemos cansarnos de orar, pues por medio de la oración estamos en constante comunicación con Dios, pero orar con fe. Una oración inspirada por el Espíritu Santo, que nos ayude a discernir y comprender su palabra, y de esta manera vivir una vida lo más apegada posible al mandato divino, donde todos somos llamados a ser santos.

Lo único que debemos tener en cuenta en el momento de querer establecer un diálogo con nuestro Padre Eterno, es tratar de apartar de nuestra mente todo lo que nos distraiga y con nuestras más sinceras palabras manifestarle nuestro sentir.

A continuación las Letanías al Espíritu Santo:

Señor mi Dios Padre eterno, ten piedad de nosotros,

Cristo redentor del mundo, ten piedad de nosotros,

Señor, ten piedad de nosotros,

Cristo misericordioso dador de vida, óyenos,

Cristo misericordioso que nos miras desde el cielo, escúchanos,

Cristo, peregrino y salvador Padre celestial, ten piedad de nosotros,

Dios hijo predilecto, ten piedad de nosotros,

Espíritu santo que procedes de nuestro excelentísimo Padre y de su entregado Hijo,

Te alabamos y te bendecimos,

Espíritu del Señor, Dios de los cielos y la tierra,

Espíritu que posees todo cuanto quieres,

Cristo que por sus llagas todos nuestros pecados perdono,

Espíritu Santo que procedes del Padre y  del Hijo, te rogamos óyenos,

Espíritu Santo, fuente del mayor consuelo, míranos con compasión,

Espíritu Santo que posees todo el poder,

Espíritu Santo fuente prodigiosa de todo el bien,

Espíritu Santo que con tu luz resplandeces,

Espíritu de sabiduría e inteligencia,

Espíritu de ciencia,

Espíritu de consejo,

Espíritu de piedad,

Espíritu de consejo,

Espíritu de ciencia,

Espíritu inspirador de los santos,

Espíritu del santo temor a Dios,

Espíritu de eterna gracia y misericordia infinita,

Espíritu donado por nuestro amado Padre,

Espíritu benigno y cordial,

Espíritu de la más profunda fe,

Espíritu de fervor,

Espíritu dador de la paz verdadera,

Espíritu de consolación,

Espíritu de benignidad y bondad,

Espíritu donde encontramos todas las gracias,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo entero,

Ten piedad de nosotros,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,

Perdónanos Señor,

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,

Escúchanos Señor.

Por tu gracias y por tus preciosísimos dones.

Amén.

Pedimos al Espíritu Santo derrame sobre nosotros una inteligencia espiritual. Que al rezar este Padre Nuestro, emprendamos un cambio en nuestra vida y que la palabra de Nuestro Señor, sea nuestra guía en todo momento.

Letanías al Espíritu Santo
Puntúa este artículo


Quizá te interese