Noticias cristianas

San Odón de Cluny. Santo del día 18 de noviembre


Hoy se conmemora la obra de San Odón de Cluny, magistral hermano y caritativo religioso, cuyo servicio como noble y penitente hombre de fe, le guió para cumplir una misión de instauración divina, recibiendo la guía del Santificado Benito de Aniano, quien además le mostraría las disciplinas a seguir.

El excelso trabajo de San Odón de Cluny, lo llevó a reunir un culto en su honra, convirtiéndose en el cuidador patrono de los artistas musicales, siendo solicitada su presencia para ayudar a los jóvenes músicos y también proteger los campos, trayendo lluvia para atacar las sequías.

La formación sagrada de San Odón de Cluny

Bajo la gracia del Señor, Odón fue de los primeros obispos en el territorio de Europa, influenciando de manera extensa a los futuros monjes del culto hacia San Benito. Bajo la tutela de una familia religiosa y estricta, Odón poseía claras visiones sobre el arduo trabajo, por lo tanto, su formación como religioso fue tomada con honra y respeto, sin embargo, también poseía un alma cariñosa y divertida, lo cual expresaba al tocar música, convirtiéndose en un novicio de amoroso corazón.

Las normas del respetuoso obispo

Odón, demostrando responsabilidad y penitencia constante, se ganó el respeto de sus maestros, siendo recomendado para tomar el puesto de obispo ante la partida del gobernante anterior. Demostrando un juicio correcto, San Odón salvó múltiples almas, tomando decisiones importantes para instaurar leyes que aseguraban la honra ante Cristo. Finalmente, tras convertir a numerosos discípulos y lograr algunos milagros, partió tranquilamente en el año 942.

Santoral del día 18 de noviembre

Debido a la magnífica obra de numerosos hermanos religiosos, las santificaciones en esta celebración se han incrementado gratamente, destacando algunos de los siguientes compañeros católicos:

– Homenaje para las basílicas de San Pedro y San Pablo, monumento

– Santo Maudeto, gobernante abad

– Santa Filipina Duchesne, religiosa virgen

– Santo Odón de Cluny, gobernante abad

– Beata Carolina Kózka, compañera mártir

– Santo Teofredo, compañero mártir

– Santo Patroclo de Colombier, humilde presbítero