Noticias cristianas

Santo Tomás de Villanueva. Santo del día 10 de octubre


Hoy se conmemora la vida de Santo Tomás de Villanueva, dedicado religioso al servicio del Señor y del prójimo, respetando las decisiones de sus superiores al dirigir como obispo una sede episcopal durante años y tomando además influencia de los cristianos ermitaños. El buen obrar del santo lo llevaría a entregar toda pertenencia a su disposición para apoyar a los afligidos, perdiendo incluso su cama y vestiduras.

España ha dado grandes regalos al mundo y la religión católica, siendo Tomás una honrosa adición a la lista. Viniendo al mundo en el año 1.488, en la comunidad de Fuentellana, donde sus padres le darían grandes valores cristianos y un profundo amor por el Señor y la ayuda al necesitado, pese a la poca fortuna en casa al ser su padre dueño de un pequeño molino, Tomás avanzo exitosamente en sus estudios y logro graduarse en la universidad para enseñar arte y filosofía.

El avance católico de Santo Tomás de Villanueva

Con el deseo de extender la ayuda al prójimo, Tomás se unió a una orden de frailes que le ayudarían en su avance espiritual hasta convertirse en sacerdote y su gracia en persona era tal que los estudiantes de la universidad solicitaban permisos para asistir a sus nuevas enseñanzas. La inteligencia del sacerdote le permitía realizar juicios sin influencia, detectando a los pecadores y profundizando en la palabra como presbítero hasta entrar en largos periodos de éxtasis.

La llamada del Señor para cumplir el deber sagrado

El emperador Carlos V, encantado con el trabajo que había realizado Tomás le llamaría personalmente para servir como obispo en una sede, sin embargo, el sacerdote rechazaría el honor en primera instancia, recibiendo órdenes superiores para tomar el cargo y cumplir el deber santo, cambiando ideologías para tratar a los pecadores. Finalmente, Tomás partió en el año 1.555, recibiendo la santificación por el papa Alejandro séptimo, en el año 1.658.