Noticias cristianas

San Josemaría Escrivá. Santo del día 26 de junio


Hoy se conmemora la obra de San Josemaría Escrivá, santo que, en Roma, obro como presbítero y colaboro para realizar la fundación del Opus Dei, junto al desarrollo de la Sociedad de sacerdotes que obraban en nombre de la Santa Cruz. Nacido en el año 1.902, en Italia, con padres cuyas vidas rebosaban de amor a cristo y así desde pequeño, criaron a Josemaría para que este cargara con los fundamentos cristianos.

Con una niñez adorable, Josemaría es conocido por su inteligencia y observación mientras afronta la perdida de sus tres hermanas, recibiendo también una ruda crisis económica en la familia, siendo el quien apoya al resto de la familia mientras su padre consigue un humilde empleo. Durante el año 1.917 el pequeño conoce a un religioso que en tiempos de nevada caminaba descalzo, recibiendo de este la lección sobre el sacrificio para servir al Señor.

La misión del Señor para San Josemaría Escrivá

Josemaría no perdería un minuto para comenzar su camino de obras en nombre del Señor, obteniendo el sacerdocio en el año 1.925, celebra la misa en la Santa Capilla, acto que también realizaría en un humilde pueblo de campesinos, obteniendo el cargo de auxiliar para su parroquia y entonces el Señor interviene y le ilumina para comunicar su próxima tarea: fundar un camino especial para difundir la vía santa sin alterar el trabajo común de las personas.

El legado del santo

La obra encargada del Señor daría como resultado dos fundaciones dirigidas por el santo, donde el principal atractivo fue aceptar a hombres y mujeres por igual sin importar su índole o relevancia en la sociedad, ganando miles de seguidores a donde quiera que Josemaría se dirigiese. Tras intervenir en nombre del Creador, finalmente el santo fallece en el año 1.975 y su legado reconocido por Juan Pablo II en el año 2.002.