Noticias cristianas

Alegría en la iglesia cristiana China tras retorno de Mons. Shao Zhumin


Noticias Cristianas. Tras pasar siete meses secuestrado y haber sido sometido a presiones que intentaran obligarlo a adherirse a la Asociación Patriótica, Mons. Pedro Shao Zhumin, quien es el sacerdote legítimo reconocido por la Santa Sede, más no por el gobierno chino, ha regresado a salvo a su diócesis.

shao zhumin

Detenido a la fuerza por la seguridad pública

El pasado 27 de enero, Mons. Shao Zhumin, obispo reconocido por la Santa Sede, habría regresado a su diócesis y sería recibido por sus fieles con una fiesta, oración y un canto que ha sido compuesto especialmente en motivo a su regreso a la iglesia cristiana. Este canto lo eleva especialmente, refiriéndose a él como “nuestro querido obispo que nos guía a Cristo. Nuestro obispo es el buen pastor… tu nombre está siempre en nuestro corazón”.

shao zhumin

El 18 de mayo del 2017, Mons. Pedro Shao Zhumin habría sido llevado por las fuerzas de seguridad pública, y también por miembros de la Oficina de Asuntos religiosos. Fue secuestrado de su diócesis y desde entonces, lo mantendrían en Xining (Qinghai) siendo escoltado en todo momento por las fuerzas policiales. No es sino hasta el 4 de enero de este año que habría quedado libre para desplazarse y dejaría de ser escoltado por el personal de seguridad.

Obispo Shao Zhumin forzado para reconocer a la Asociación Patriótica

Durante todos sus meses de detención, el obispo Shao Zhumin habría sido presionado de manera psicológica para que este aceptara adherirse a la Asociación Patriótica, organismo perteneciente al Partido comunista y tienen como objetivo crear una iglesia independiente a la Santa Sede, pero el obispo se negaría en todo momento.

shao zhumin

Fuentes de la diócesis aseguraron a AsiaNews que Mons. Shao Zhumin habría sido detenido en Beijing para acudir al hospital y someterse a una operación de oído. Además, durante los últimos meses, el embajador alemán en Beijing, Michael Claus y la Santa Sede se habrían manifestado, declarando sentirse preocupados por su suerte.