Noticias cristianas

Kuby, cristiana que mantiene convicción contra la ideología de género


Noticias Cristianas. En el libro:La Revolución Sexual Global”, escrito por Gabriele Kuby, alemana socióloga de Costanza, recorre de manera muy razonable doscientos años de alteración ética que ha utilizado la sexualidad para moldear a la humanidad a su gusto.

kuby

La eutanasia de la libertad. Final del hombre y el nacimiento del post-hombre

Gabriele Kuby es una de las representantes más firmes el tema provida, a favor de la familia y contra la ideología de género que existen en la actualidad. Es, sobre todo, muy explícita en su descripción de las conexiones entre revolución sexual, pornografía, feminismo, homosexualismo, transexualismo y la destrucción de la familia.

kuby

Podemos resumir el libro de Kuby con las distintas traducciones que existen del Epílogo, en que esta llamada “revolución sexual” a lo largo de los años, ha buscado destruir al hombre y privarlo de su libertad de elegir. Pretende opacar a lo que conocemos como “ser humano” para dejarnos llevar por nuestra “naturaleza humana”. Según explicaría Robert Spaemann en el Prólogo de la edición española “el final del hombre y el nacimiento del post-hombre.”

El libro de Kuby explica “la destrucción de la libertad en nombre de la libertad”

El nombre que se le puede dar al causante de toda esta rama ideológica que no ha buscado más que la destrucción del hombre y todo lo moralmente establecido, es “el desorden”. El desorden es la clave de este movimiento antiguo, transversal e insolente. Ruptura de cualquier tipo de normal y regla.

kuby

Gabriele Kuby concluye en su temor a que esté en ciernes de un nuevo totalitarismo, inofensivo en apariencia, pero completamente dañino y tóxico. La humanidad normaliza lo inmoral, se le toma por la garganta y es amansada para estar dispuesta a todo. Si se continúa silenciando, sería el final del hombre como Dios manda, para dar espacio al post-hombre que ha sido creado por habernos dejado vencer por el Enemigo.

Dejar una respuesta