Noticias cristianas

Cristianos asesinados en la masacre de Paracuellos


Noticias Cristianas. Un día como hoy, en la noche del 6 al 7 de noviembre de 1936, durante la Guerra Civil Española, se estaría desarrollando la mayor matanza que habría ocurrido en aquella época; la matanza conocida como “La matanza de Paracuellos de Jarama” que habría dejado a varios de miles asesinados.

paracuellos

Inocentes de Paracuellos, asesinados a sangre fría por la dictadura

En esta pequeña provincia de Madrid, Paracuellos de Jarama, los revolucionarios asesinarían a sangre fría a varios de miles de españoles completamente inocentes. El mismo 7 de noviembre arrancarían los asesinatos de Paracuellos. Desde aquella madrugada, milicianos custodiaban una barricada en la entrada de la cárcel Modelo, y dentro de aquella barricada, se encontrarían al menos entre siete y nueve autobuses de dos pisos cada uno. Comenzarían entonces las temidas “sacadas” de presos.

paracuellos

Los milicianos se concentraban en esperar a que sus jefes fueran llamando a recluso por recluso para que empezaran a formarse por orden de llamada. Caminan los reclusos en un silencio sepulcral, amenazados de ser disparados si llegasen a desafiarlos, con unos milicianos expectantes y encañonados.

Mártires de Paracuellos, brutalmente silenciados, perdonarían a sus verdugos

En aquel lugar habrían cavado unas zanjas a modo de fosas, fosas en las que serían asesinados los inocentes. Se les obligaría entonces a caminar hacia las fosas para luego ser cruelmente ametrallados a sangre fría. Muchos incluso caerían aún con vida a las fosas, esperando a morir aplastados o enterrados, pronunciando a su vez, palabras para perdonar a sus verdugos, para honrar a Cristo Rey o a España, o para orar a Dios.

paracuellos

Se puede visitar en los horarios oportunos el Cementerio de los Mártires de Paracuellos. Desde el cerro de San Miguel, estos mártires han sido encomendados bajo gigantescas cruces blancas que miran al Cielo. Cruel mente castigados y asesinados por inocentes, brutalmente silenciados.

Dejar una respuesta