Noticias cristianas

Creció entre el Corán y la biblia, ahora es un joven sacerdote


Noticias cristianas. Nur el Din Nassar es un sacerdote italiano cristiano. Este joven católico pronto será misionero en Chad. Es hijo de un musulmán egipcio y de una católica italiana. Creció sin ser bautizado, pero desde pequeño su padre le enseñaba del islam y también recibía conocimiento católico por catequesis en una parroquia.

En el 2012 fue ordenado sacerdote católico en Italia. Sin embargo, este camino fue un poco fuerte y estuvo diversos problemas. Ya que su padre tuvo que aceptar que su hijo se bautizara casi adulto. Además, que tuvo que también aceptar que Nassar entregara su vida a Cristo, cuando ingresó al seminario.

Creció entre el Corán y la biblia, ahora es un joven sacerdote

Durante su niñez

A pesar que sus padres eran de distintas religiones, nunca dejaron de practicarla. Cuando nació Nur el Din, decidieron no bautizarlo. Sin embargo, siempre recibía los conocimientos de las dos creencias religiosas.

Su madre siempre acudía a misa todos los domingos. Su padre rezaba cinco veces al día a Alá. Como en la zona donde vivía no había mezquitas en ese momento, su padre consintió que acudiera a catequesis a la parroquia. Aunque no había recibido ningún sacramento.

“Nunca ha habido gran confrontación. Esta diferencia religiosa siempre ha sido vivida en gran libertad. Mi padre enfatizó las diferencias entre las religiones y me proporcionó elementos para entender lo que los distinguía”. Comentó el sacerdote italiano en una entrevista a Famile Chretienne.

Creció entre el Corán y la biblia, ahora es un joven sacerdote

El llamado al sacerdocio

A los 17 años decidió bautizarse y durante el 2004 comenzó a sentir ese llamado especial. “Sentí una gran alegría, que fue también una afirmación. Un poco como cuando se encuentra con la mujer de su vida”. Comenta el joven sacerdote.

Durante el primer año de su seminario, el padre no le hablaba. Luego de que Nassar le rezara a Dios para que sanara el corazón de su padre, comenzaron a hablar y fue el nacimiento de una relación fuerte entre padre e hijo.

“Soy ahora feliz. Pero he soportado una gran cruz”. Confesó el sacerdote haciendo referencia a la relación con su padre.

Dejar una respuesta