Noticias cristianas

Después de sufrir 5 robos a su parroquia, el sacerdote deja un mensaje a los ladrones


Noticias cristianas. El sacerdote cristiano argentino Eugenio Mazzeo, ya estaba cansado que los ladrones atacaran su parroquia por quinta vez. Por esto, decidió colgar al frente de su parroquia Nuestra Señora de Caaupé y Santo Cura Brocero, en Buenos Aires. Un cartel con un mensaje muy particular. De esta manera, podía hacer público su malestar contra los ladrones y así poder continuar con el funcionamiento de los comedores solidarios.

En la pancarta se puede leer el siguiente mensaje; “Sres. Ladrones: Es la quinta vez que nos roban en menos de un año. El trato es este: La parroquia les da comida y ustedes la dejan cocinar en paz” El sacerdote colgó este mensaje el pasado 03 de octubre en la parroquia del barrio Villa Dorrego.

Después de sufrir 5 robos a su parroquia, el sacerdote deja un mensaje a los ladrones

Han robado varias veces

De la misma manera, el sacerdote comentó en el diario La Nación que la parroquia y sus tres capillas, San Lorenzo Mártir, San Cayetano y San Francisco, son los blancos constantes de los delincuentes.

Hace meses robaron diversos objetos de la capilla San Francisco, como los equipos de música e instrumental médico. Sin embargo, en el último hurto que sufrió la Parroquia Nuestra Señora de Caacupé y Santo Cura Brochero. Los delincuentes sustrajeron un microondas, doce cajas de aceite y todos los alimentos de la cocina.

Después de sufrir 5 robos a su parroquia, el sacerdote deja un mensaje a los ladrones

Aún no hay detenidos

Después que este mensaje comenzara a circular por las redes sociales, la policía se hizo presente en el lugar y comenzaron a realizar las rondas de seguridad a los templos. Además, la municipalidad reforzó los ingresos del lugar.

El sacerdote manifiesta su indignación tanto por la pérdida material, como los voluntarios y donantes cristianos que se encontraban apoyando comedores solidarios. Y así poner a las familias que son beneficiarias con las meriendas.

“Los que roban son pides de acá. Los conocemos, no son profesionales. Roban para vender y comprar droga o alcohol…” comentó el presbítero. Además, esta problemática puede poner en riesgo el comedor y a los demás miembros de la parroquia.

Dejar una respuesta