Noticias cristianas

San Severino. Santo del día 8 de enero


San Severino fue un predicador conocido por su importante labor evangelizadora y es venerado como Santo por la Iglesia Católica.

Vida eremítica

San Severino nació hacia el año 410 en una noble familia romana, en un contexto histórico donde Occidente se vio invadido por vándalos.

Era un hombre que buscaba la perfección cristiana, por eso se retiró a vivir una vida eremítica en el desierto a mediados del siglo V.

Luego de la muerte de Atila, San Severino decide abandonar su retiro para ayudar a la población abatida por los hunos.

Primero llegó a la provincia romana del Nórico, que era una región que había sido embestida por los bárbaros.

Obra misionera

san severino

Llegó a la ciudad de Asturis, que estaba a orillas del Danubio, y allí comenzó su campo de acción. Estuvo un tiempo retirado, pero luego llamó al pueblo y a los sacerdotes a cambiar su vida antes de que sufrieran otra invasión, que era inminente.

Sin embargo, sus advertencias no dieron fruto, y decidió partir de esa ciudad y llegó a Comagenis. En ese lugar también instó al pueblo a volverse a Dios.

El pueblo no estaba seguro, pero cuando vieron que se cumplió su palabra sobre la destrucción de Asturis, se dedicaron a la oración y eso hizo que la ciudad fuera librada del saqueo de los bárbaros.

Su fama se extendió, y se dedicó a construir monasterios, a ayudar a los pobres, a rescatar a los cautivos e incluso asesoraba a los pobladores con estrategias militares.

Era un hombre muy respetado por todos, y muy amado tanto por los pobladores como por los reyes y guerreros. Constantemente estaba aconsejando a la gente para que mantuvieran su fidelidad al Evangelio.

Murió santamente el 8 de enero de 482 en la Provincia Romana de Nórico, y su festividad se conmemora ese mismo día.